Más de una decena de niños con autismo fueron sorprendidos esta mañana por la “magia” de Reynold Alexander, quien  compartió varios de sus trucos en medio de un parque de fútbol con la ilusión de impregnarles pizcas de imaginación.

Mientras los pequeños le enseñaban las movidas de fútbol que habían aprendido en el Bayamón Soccer Complex, el ilusionista puertorriqueño seguía sus pasos y hasta sirvió de portero por varios minutos como invitado especial de la Fundación Golitos, que ofrece un programa de balompié para niños autistas para que estos puedan desarrollar sus destrezas físicas, emocionales y sociales.

Durante la actividad, el mago realizó algunos de sus actos de cartas, a la vez que los chiquitines reían y tomaban un descanso.

“Siempre es bueno ayudar al futuro de nuestro país a desarrollar la imaginación. (El hecho de) que los niños crean que existe la magia o un poder divino es raro, pero increíble”, dijo Reynold.

En apoyo a la Fundación Golitos, el ilusionista venderá carteles autografiados durante el espectáculo “Quince años de magia” que presentará el 9 de noviembre en la Sala de Festivales del Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré. Los fondos recaudados van destinados a la entidad para que ésta pueda seguir ofreciendo becas a niños con autismo.