(default-x3)
Para aliviar un poco el mal rato, Minaj estuvo agarrando el vestido con sus dos manos durante toda su interpretación. (Captura)

Aunque siempre se ha destacado por ser escandalosa en sus presentaciones, esta vez el vestido de Nicki Minaj la traicionó y le robó el protagonismo durante su espectáculo en los MTV Video Music Awards.

Luego de que la cantante trinitense interpretara con mucha sensualidad su nuevo sencillo Anaconda, subiría nuevamente al escenario para cantar junto a Ariana Grande y Jessie J. el tema Bang Bang.

Sin embargo, en un principio solo se veía a Grande y a Jessie J. en tarima cuando de repente aparece Nicki Minaj con su vestido roto.

Para aliviar un poco el mal rato, Minaj estuvo agarrando el vestido con sus dos manos durante toda su interpretación.