Rihanna se mantiene fiel a su estilo y cierra el año compartiendo un poco de su intimidad en su cuenta oficial de Twitter.

En esta ocasión, la cantante oriunda de Barbados se tatuó una hoja de marihuana en el glúteo derecho y compartió la imagen en la red social, generando un verdadero alboroto entre sus seguidores.

Como se recuerda, Rihanna ya ha acostumbrado a sus seguidores a publicar fotografías controversiales y sexys. Hace poco publicó una imagende ella abrazando a su ex novio, Chris Brown, y a lo largo del año regaló más de una fotografía suya en bikini.