Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

janet jackson (semisquare-x3)
Estos actos supuestamente han desatado una guerra santa entre la familia de Wissam Al Mana y la familia de Janet Jackson, que son Testigos de Jehová.

El nacimiento del hijo de Janet Jackson es el nuevo suceso que parece confirmar que la cantante adoptó la religión musulmana, la que profesa su esposo, Wissam Al Mana.

Fuentes cercanas a su familia le revelaron a Radar Online, que los nuevos padres han realizado los rituales tradicionales que dicta la religión tras el nacimiento de un niño, desde que el pequeño nació el 3 de enero. Incluso asegura que Eissa, como lo llamaron, fue inmediatamente bautizado bajo el Islam.

“Tan pronto el niño nació, Wissam le susurró en el oído derecho la palabra `Adhan’, que le inculca al niño que Alá es el único Dios y Mahoma el único mensajero”, dijo la fuente, quien también aseguró que Wissam le pasó al bebé una fruta dulce por la lengua, una práctica que se realiza para que el recién nacido herede los buenos atributos de sus padres, especialmente del padre.

Como parte de las costumbres también se sacrificó un animal, que al dar su último respiro el padre susurró “Alá” en el oído del bebé.

“Nos dijeron que sacrificaron un cabro o una oveja, que es la tradición en cada nacimiento de un verdadero musulmán, cuando los padres quieren complacer y agradecer a Alá”, afirmó la fuente.

Estos actos supuestamente han desatado una guerra santa entre la familia de Wissam y la familia de Jackson, que son Testigos de Jehová.

Jackson, quien se casó con el multimillonario de Qatar en el 2012, desde hace unos años ha dado muestras de que estaba adoptando costumbres de la religión musulmana, pues en público había sido vista usando ropa femenina musulmana como las burkas, dejando atrás la ropa provocativa que la distinguió en su carrera. También había integrado frases musulmanas en sus canciones y presentaciones en vivo.

El nombre que le dieron al niño parece que fue lo que primero causó problemas entre las familia, pues los Jackson quería que Janet le pusiera el de su fenecido hermano Michael, sin embargo la fuente asegura que Wissam se opuso, ya que en la tradición musulmana es el padre quien elige el nombre y no permitiría que usara un nombre cristiano.

La familia de la artista sostiene que su esposo le ha lavado el cerebro.


💬Ver 0 comentarios