Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Dos concertistas y 16 cuerdas en completa armonía será la propuesta de la velada musical íntima que ofrecerán los virtuosos de la guitarra y el cuatro José Antonio López y Edwin Colón Zayas.

El dúo presentará este viernes, a las 7:00 y 9:00 p.m., en la sala-teatro Beckett de Río Piedras el concierto “Díptico 16” como parte de la serie de música clásica contemporánea que realizan desde que se presentaron en 2008 en el Carnegie Hall de Nueva York.

Según el maestro de la guitarra clásica, López, quien posee un doctorado en música de Indiana University School of Music, el reto del concierto es intercambiar los roles melódicos y de acompañamiento armónico de ambos instrumentos.

“Por tradición, el cuatro puertorriqueño ha sido el encargado de llevar la melodía musical, mientras que la guitarra hace el acompañamiento o la armonía. En nuestro dúo ambos hacemos la melodías. Los dos a la vez o se cambia el rol. El cuatro hace el acompañamiento y la guitarra la melodía o simultáneamente. Eso lo hace más impresionante... el que podamos realizarlo a la vez”, sostuvo López, quien junto a su compadre Colón Zayas desarrolla el concepto desde hace más de cinco años.

Sobre la destreza de Colón Zayas, López destacó que éste utiliza una técnica novedosa de rehacer melodía y acompañamiento a la misma vez.

“Cada uno de nosotros tocamos de forma polifónica. Esto se consigue por la habilidad de Edwin como cuatrista. Él es un lector de música a primera vista. Cuando uno ve las partituras, por ejemplo, de una suite de Piazolla y ver que él las lee a primera vista es una cosa increíble”, agregó quien presentó el concepto en 2009 en el Teatro Amadeo Roldán, en La Habana, Cuba, y en mayo en la sala Antonio Paoli del Centro de Bellas Artes de Santurce.

El repertorio de las presentaciones, que no utiliza amplificadores y respeta el sonido natural de los instrumentos, incluirá obras de Ástor Piazolla, Eduardo Martí, danzas puertorriqueñas y una pieza del maestro Leo Brouwer, entre otras sorpresas.

Además, los músicos integrarán una sección para la improvisación, ya que según López, la sala es una íntima y promueve una cercanía exclusiva con el público.

El concierto será a beneficio del Proyecto Artístico, Cultural y Académico de Río Piedras (PACA), una entidad cultural de autogestión creada para promocionar un nuevo espacio artístico y académico que contribuya a forjar el sueño de una ciudad habitable.

Se sugiere un donativo de $15 por función.


💬Ver 0 comentarios