Las admiradoras de CNCO -desde la izquierda: Paola Sánchez, Mariana González, Miredni Colón, Erica Rivera, Fabiola Conde y Kiara Tejada- disfrutaron a cabalidad del encuentro exclusivo con los intérpretes. (horizontal-x3)
Las admiradoras de CNCO -desde la izquierda: Paola Sánchez, Mariana González, Miredni Colón, Erica Rivera, Fabiola Conde y Kiara Tejada- disfrutaron a cabalidad del encuentro exclusivo con los intérpretes. (David Villafañe)

Allí estaban ellas, cinco jóvenes entre 17 a 23 años con ojos cristalinos y sonrisas nerviosas, tratando de apalabrar ese sentimiento indescriptible. Ese que provoca desde gritos desordenados hasta llantos en los que falta el aire. Tratando de articular por qué son fanáticas de la nueva sensación juvenil: CNCO.

“Es que son latinos y se sienten tan cercanos”, dijo una. “Su humildad. Nunca cambian”, verbalizó otra. “Es que nos hacen saber que los sueños se pueden lograr”, agregó otra más con su mano en el pecho, como sujetándose el corazón.

Todas se escuchaban y cada vez que hablaba una, las demás asentían. Por un momento parecían amigas de toda la vida y no cinco jóvenes que se acaban de conocer en ese instante, gracias a CNCO. Este conjunto, que nació en el 2015 en el reality show “La Banda”, producido por Ricky Martin para Univisión, está enloqueciendo a la juventud latina con la fórmula infalible de las agrupaciones juveniles: ritmos del momento, canciones románticas y buenas coreografías.

Los integrantes, Erick Colón (Cuba), Joel Pimentel (México), Christopher Vélez (Ecuador), Zabdiel de Jesús (Puerto Rico) y Richard Camacho (República Dominicana) son los causantes de tanta euforia entre niñas, niños, jóvenes y hasta adultos que cantan y bailan las canciones de su primera y única producción discográfica hasta el momento, “Primera cita”. Con el repertorio de este álbum es que la banda se presentará en el país este sábado con su gira “Más allá”. La cita será en el Coliseo de Puerto Rico, escenario en el que se había presentado antes, pero al que ahora regresará en lo que será su primer gran concierto en el país.

A propósito de este evento, el pasado miércoles las fanáticas Ericka Rivera, de 23 años y residente de Ponce; Mirethnie Colón, de 18 años y del pueblo de Río Grande; Fabiola Conde, de 19 y de Juana Díaz; Paola Sánchez, sanjuanera de 17 años, así como Kiara Tejada, de 20 años y también de San Juan, llegaron hasta Astra Studios en Hato Rey para ayudar a escoger junto al grupo el repertorio para su concierto.

Fueron escogidas aleatoriamente a través de las redes sociales y al inicio no sabían exactamente para qué habían sido citadas. Pero se lanzaron a la aventura y allí estaban, a las 4:00 de la tarde, encerradas en un salón, esperando por los cinco jóvenes. “Creo que ahí llegaron. Acabo de ver una guagua negra”, alertó Mariana González, de 18, quien aclaró que solo venía acompañando a su amiga Paola, pero quien no podía disimular su entusiasmo.

Minutos después, alguien del equipo de producción las buscó al cuarto y las llevó a un amplio estudio de grabación y ensayos. Se sentaron en unas sillas, celulares en mano, moviendo las piernas, riéndose y saltando cada vez que se abría la puerta. Hasta que en el momento menos esperado, aparecieron.

Los integrantes llegaron sonrientes, relajados, vestidos con ropa cómoda y a la moda, saludando con besos y abrazos a toda persona que se les cruzara de frente. Las fanáticas no gritaron al verlos, sencillamente grabaron el instante y esperaron a ser abrazadas por sus ídolos.

“¡No puedo contigo!”, expresó Paola Sánchez agarrada al cuello de Christopher Vélez, quien le correspondía el abrazo con entusiasmo. “Wao, son más altos de lo que pensaba”, observó Ericka Rivera, a lo que Richard Camacho contestó que era el efecto de los tacos de las botas.

“Todas van al concierto el sábado, ¿verdad?”, preguntó por su parte Joel Pimentel, recibiendo un incompleto “sííí”, pues Mirethnie Colón dijo que no podía ir. “No tengo dinero para pagar (el boleto)”, admitió. “Pues no, no, hay que conseguirte uno”, le dijo Richard.

El puertorriqueño Zabdiel de Jesús, por su parte, les explicó que habían sido citas para ayudarlos a escoger el repertorio para el concierto, a lo que todas reaccionaron sorprendidas. “¿No sabían?”, cuestionó. “¡No! Esto parecía un secuestro. Yo decía ‘ay que esto no vaya a ser una trampa”, le indicó Ericka Rivera.

Fabiola Conde y Kiara Tejada, por su parte, aprovechaban la cercanía con los jóvenes para hacerse fotos con ellos y grabar algunos vídeos para sus redes sociales. Y así pasó media hora, entre conversaciones casuales, abrazos, besos, fotografías, autógrafos y música. Ellas escogieron las canciones, “Tu luz” y “Cien” para el concierto, pero casi de forma simbólica, pues ya los chicos habían adelantado que cantarían las 14 canciones que forman parte de su producción discográfica.

El concierto

Luego del encuentro con sus fans, los integrantes se sentaron con El Nuevo Día para conversar brevemente de lo que será su concierto, que contará con una producción a cargo del mismo equipo que montó el show de Ricky Martin en la ciudad de Las Vegas.

“Vamos a tener una que otra sorpresa y vamos a estar bailando muchísimo; mucha energía”, destacó Zabdiel, el puertorriqueño de 19 años.

Erick, el más joven del grupo con 16 años, dijo que para este espectáculo su mánager, Ricky Martin, les ha dado varios consejos, pero siempre les reitera lo mismo: Que sean humildes, que tengan los pies bien puestos sobre la tierra, que descansen y que tomen muy en serio lo que hacen.

El ecuatoriano Christopher, de 21, agregó que algo muy específico que les recomendó para este show es que exageren sus pasos en las coreografías. “Nos dijo que en verdad necesitamos exagerar todo porque el escenario es muy grande y hay mucha gente”, compartió.

Al indagar con ellos por qué han causado tanto furor en las nuevas generaciones, la respuesta de Erick fue simple: originalidad y personalidad.

“Creo que lo que les gusta a las personas de CNCO es que no tratamos de ser nadie más que nosotros mismos. Como nos estás viendo somos frente a las cámaras y en todas partes”, reveló.

Estos cinco jóvenes que provienen de países y culturas diferentes reconocen que al inicio de la banda el proceso de adaptación fue complicado, sobre todo, porque aunque hablan el mismo idioma, no se comunicaban igual.

“Al principio fue súper confuso porque somos de distintos países y entonces el acento, la manera de hablar, todo fue súper diferente, pero ahora que hemos estado juntos por un año y medio, nos entendemos. Lo único que todavía tenemos dificultades es en la comida”, admitió Joel, natural de México y de 18 años.

“Sí. Creo que en lo único que estamos de acuerdo es en el mangú y el mofongo”, agregó Christopher entre risas.

“La verdad es que al principio era rarito porque este (Zabdiel) decía palabras que yo no usaba en Santo Domingo o que significa otra cosa y era como ‘eh, espérate papi’”, expresó Richard, de 20 años.

Erick enseguida ofreció el ejemplo de la palabra guagua que la primera vez que Zabdiel la utilizó nadie la entendió. “Para mí guagua era bus, para Chris guagua era bebé y para Joel era un perrito”, recordó el joven cubano. “Sí, imagínate, yo diciendo ‘vámonos pa’ la guagua y ellos, qué, a dónde’”, dijo el boricua.

Esos momentos han sido parte de la convivencia de estos jóvenes, y lejos de separarlos, los ha unido. La química entre ellos es evidente y así se lo han demostrado a su fanaticada que cada día crece más. Muestra de ello es su nuevo sencillo en promoción “Hey DJ”, que hicieron en colaboración con Yandel, y que en menos de un mes de haber sido colocado en YouTube ya cuenta con más de cinco millones de visitas.

También se lo dicen todas sus seguidoras y seguidores que les siguen los pasos a todas partes que van y que los aclaman con gritos, lágrimas, carcajadas, en fin, con ese fanatismo tan difícil de explicar.


💬Ver 0 comentarios