(default-x3)

Batuta en mano, un niño de cinco años vivirá la experiencia de la dirección de una pieza. Dos adolescentes transformarán un concierto de Vivaldi creado para mandolinas en uno para cuatro, un pianista adolescente tocará Mendhelson y una quinceañera cantará el Villancico Yaucano de Amaury Veray.

El programa no acaba ahí. Desde su butaca usted podrá apreciarlo y los integrantes de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, desde sus espacios en el escenario, también. Mañana domingo es el tradicional Concierto de Reyes Magos en el que la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico comparte en escena con niños y jóvenes que se desarrollan como músicos en nuestro país.

La cita es a las 4:00 p.m. en la Sala Sinfónica Pablo Casals situada frente al Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, en Santurce.

“Aquí hay un grupo grande de talentos, estamos hablando de muchachos desde los cinco hasta los 16 años”, declara orgulloso el director de este concierto Roselín Pabón quien lo conceptualizó y lo dirige hace años.

Al definir el programa para la velada, el director no escatima en combinar piezas del repertorio clásico con música popular boricua.

En el programa se incluirán piezas como Los toreros de la ópera Carmen, el Concierto para violín #2 en sol mayor de F. Seitz o el Concierto para arpa en la mayor de C. D. von Dittersdorf, entre otras.

“Quiero fomentar lo clásico en la juventud, los muchachos se están preparando en eso y hay que apoyarlos”, asegura Pabón quien disfruta la docencia, una profesión que ha podido desarrollar en el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

El repertorio popular navideño nuestro tiene gran importancia para el Maestro Pabón en este concierto. Incluyó el Popurrí de los Reyes Magos, de Braulio Dueño Colón; el Villancico Yaucano de Amaury Veray y el Alegre vengo que interpretará la Rondalla de Humacao, uno de los invitados especiales al evento musical.

“Hago un esfuerzo por tocar siempre obras de nuestro cancionero tradicional navideño. La Navidad no es nada más ‘Dame la mano paloma’, que no está mal, pero es para fiesta. La tradición musical nuestra es el villancico y el aguinaldo, es muy rica espiritual y musicalmente y tiene raíces locales y en nuestra cultura hispana”, describe el director nuestras melodías navideñas.

Pabón añade que los músicos de la orquesta aguardan por este concierto con especial interés. “Ellos lo disfrutan mucho y lo aprecian”, asegura el director, “es un concierto que esperan y al que traen a sus hijos y familiares”. “Este es un concierto para la familia”, subraya.

Dada la importancia que tiene el concierto para los niños, los jóvenes y los músicos profesionales, Pabón instó a quienes ya adquirieron boletos que no olviden la cita y, de no poder asistir, regale sus boletos. "Es muy importante para ellos", culminó.