El intérprete estuvo acompañado de una decena de músicos y coristas y pantallas que enriquecieron la dinámica. (horizontal-x3)
El intérprete estuvo acompañado de una decena de músicos y coristas y pantallas que enriquecieron la dinámica. (José Carlos Martínez Morales )

El cantante español Miguel Bosé celebró anoche sus 40 años de carrera musical con los puertorriqueños en el Coliseo de Puerto Rico. Una puesta en escena elegante, espontánea, con su estilo único y exquisito, para la que eligió un puñado de sobre 20 canciones que fueron transformadas del pop electrónico en que fueron grabadas a versión acústica, dándole así otro aire, otras sensaciones en ese viaje que el artista pidió al público que le acompañara en las más de dos horas que estuvo sobre escena.

“Este concierto ha girado en torno a lo que hemos construidos nosotros y vosotros en 40 años. Todo lo que va a pasar esta noche, absolutamente todo es culpa vuestra. Por eso esta noche tengo que declararles a todo y cada uno de ustedes oficialmente culpables de lo que ha pasado en mi carrera musical de poder seguir haciendo en estos 40 años lo que más me gusta, que es seguir cantando … Cuidado porque en el camino se pueden despertar muchas cosas que estaban olvidadas, insospechables, pero como todos ustedes son mayores de edad háganse cargo cada uno de los suyo”, comento el actor y pidió al público, extendiendo su mano, que le tomara la suya “y empecemos este camino, este paseo”.

Acompañado de una decena de músicos y coristas y pantallas que enriquecieron el concierto, “Estaré Tour 2017”en ese recinto en el que no se presentaba desde el 2006 interpretó “Sereno”, “Duende”, “Nena”, “Aire soy”, “Amo” y “Mirarte”.

Bosé está vinculado activamente a Paz sin fronteras y otras fundaciones. 

“Creo que ya lo saben, pero por si no, quiero que sepan que soy un hombre de paz y además trabajo para y por la paz todos los días de mi vida”.

Asimismo tocó el tema de los exiliados y los emigrantes que existe en Europa y sobre todo en los países más cercanos a Estados Unidos previo a cantar “Nada particular”.

“Esta canción la escribí para la guerra de Yugoslavia en 1992. Habla de todo eso y recuerda que el mundo siempre se hizo diciendo a la gente que tenía problemas y tenía que dejar su casa ‘mi casa es tu casa’. Quise escribir esto porque quiero dejarle a mis hijos lo mejor del mundo, que no va a ser el que yo soñé, ese se fue pa’l car… pero quiero un mundo sin muros y con puertas abiertas al campo”.

Entonces Miguel caló más hondo en el recuerdo de un auditorio a sala llena en la versión teatro del Choliseo que ovacionaba y coreaban temas como “No hay un corazón”, “Morir de amor”, “Creo en ti”, “Linda”, “Hojas secas” y “Superman”.

“Dicen que hay sólo dos cosas que son capaces de dejar en su memoria todo lo que ocurre a su alrededor; una es el perfume y la otra es la música. Estas canciones están cargadas de cosas que ya habían olvidado y no soy culpable de lo que vaya a suceder, si les asusta agárrense de algo, no quiero saber de qué”, dijo sacando carcajadas.

De la risa el artista pasó al dolor al hablar de uno de sus grandes amores, Bimba Bosé, su sobrina que murió de cáncer este año, a la que le escribió “Amiga”. “Dedicada a ella que se fue”, indicó.

También le escribió “Estaré”, inspiración que da título a la gira a sus cuatro hijos con los que reside en Panamá.

“Una canción en la cual les explicó que no importa donde yo esté, incluso un día en que dejaré de estar, yo siempre estaré donde siempre, en su corazón. Cuando vi a mis hijos por primera vez me dije ‘esto sí es amor’. No hay cosa más bella que ser padre y padre soltero”.

Otras composiciones que se escucharon fueron “Siempre en mi mente” de Juan Gabriel, y que fue muy aplaudida, “Bambú” que grabó con Ricky Martin, su gran éxito “Bandido” y cerró velada con “Te amaré”.


💬Ver 0 comentarios