Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de noviembre de 2013
Mi bienestar
 

Escoge tus batallas

No permitas que las pequeñas cosas resten importancia a disfrutar de la vida

 

Por Camile Roldán Soto / camile.roldan@gfrmedia.com

Todos tenemos nuestra forma de enfrentar las dificultades, desde las pequeñas y casuales, hasta las más dramáticas.

Dentro de ese mundo de posibles respuestas a lo que nos ocurre hay quienes escogen, como dice el refrán, ahogarse en un vaso de agua. Que se les derrame el café por la mañana o que el carro amanezca con la goma vacía es razón suficiente para hacerles estallar en coraje y frustración por el resto del día. ¿Vale la pena?, deberían preguntarse.

Si el día tiene 24 horas y el año 365 días, una buena forma de cambiar la perspectiva fatalista es pensar en cuánto importará ese evento desagradable dentro de seis meses, o quizás, seis horas.

“No podemos cambiar el pasado”, plantea Víctor Lleras, coach y publicista.

Así las cosas, ante un evento desagradable, recomienda recordar que la actitud que escogemos para enfrentarla hace la diferencia en nuestro humor. Las personas que mantienen una actitud optimista son menos propensas a dejarse amargar por las pequeñeces. Tienden a observar las situaciones enfatizando en lo bueno.

Lleras señala que es importante crear conciencia de que “la felicidad no es una consecuencia sino una decisión”.

Por eso, sostiene, no importa cuan complicada sea la situación, todos podemos escoger de qué manera la asumimos.

“Hay gente que tiende a atar felicidad a un resultado específico. El problema es que una vez consiguen ese resultado, lafelicidad se va bien rápido, se evapora. Pero hay que entender que la felicidad no es el resultado sino una decisión”.

En su libro Don't Sweat the Small Stuff, Richard Carlson plantea que cuando nos dejamos inmovilizar por las “pequeñas cosas” no solamente nos irritamos, además perdemos oportunidades de lograr lo que queremos porque estamos demasiado ocupados quejándonos.

“Perdemos la perspectiva, nos fijamos solo en lo negativo y molestamos a personas que, de otra manera, podrían ayudarnos”, sostiene en el prólogo de su libro.

Recomienda recordar que nuestra forma de asumir las situaciones también determina cuan rápido o eficientemente las resolvemos.

Entonces, la próxima vez que se te derrame el café o el carro amanezca con la goma vacía ¿se dañará tu día?

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: