Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de enero de 2013
Negocios
 

Es mejor alquilar o comprar

En tiempos de crisis hay que sopesar toda alternativa antes de invertir nuestro dinero

 

Por Andrea Martínez

Una máxima de muchas personas es que, en momentos difíciles, no se puede comprar todo, pero esto no quiere decir que no se pueda alquilar.

Una búsqueda rápida en Internet reveló una lista interminable de equipos y mercancía disponible para alquiler, desde trajes de novia o de etiqueta y equipos de lactancia hasta sillas de barbero, equipos para construcción, para lavado a presión, y máquinas de destape y equipo de oficina (copiadoras, trituradoras, etc).

Nadie cuestiona que ciertas transacciones resultan más beneficiosas para los consumidores mediante el alquiler. Así que, en vez de comprar una película de estreno y pagar varios billetes de $10, acudimos a un establecimiento y la alquilamos por un precio ínfimo.

En caso de fiestas, bautizos, bodas o cumpleaños, ¿quién no ha optado por rentar mesas, sillas, y mantelería para evitar tener luego una colección de muebles en desuso ocupando un espacio valioso de la casa?

En un caso como el anterior, una regla básica es que, si se trata de un artículo al que se le dará un uso esporádico, este es buen candidato para ser alquilado.

Que sea más sabio que usted compre en vez de alquilar, o viceversa, dependerá de factores como el uso que pretende darle al equipo y los costos asociados con la compra, como sería el pago de contribuciones, de almacenamiento, la depreciación, el costo de reparaciones y compras de piezas de reemplazo, etc.

Manuel Barrio, dueño de Alquileres M. Barrio, en el barrio Pámpanos, en Ponce, explicó que para los comerciantes una ventaja de alquilar equipos es que “no se acumula el inventario o la propiedad mueble por la que luego se tiene que pagar contribuciones al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM)”.

Otra ventaja de alquilar versus adquirir la mercancía es que quien renta el quipo se encarga de darle mantenimiento, de forma tal que al momento de necesitarse el producto esté en pleno funcionamiento.

“Todo consumidor debe leer bien el contrato antes de firmarlo, y cotejar si hay cargos adicionales”, indicó el exsecretario del Departamento de Asuntos al Consumidor (DACO) Omar Marrero.

Ojo con las condiciones

Omar Marrero, exsecretario del DACO y miembro de la Facultad de la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana, sostuvo que los casos de alquiler de equipo se tratan como contratos de préstamo entre consumidor y comerciante, que son regidos por el Código Civil. Agregó que se aplica el concepto de usura que impone unos topes máximos a los intereses que se quieran fijar.

Marrero manifestó que, en cuanto a DACO, en este tipo de transacción aplicaría el Reglamento de Prácticas y Anuncios Engañosos en sus secciones 7, 9, 20 y 21. Explicó que dichas secciones tocan áreas como prohibición de clásulas de renovación automática, a menos que medie un consentimiento explicito; divulgación expresa de términos y condiciones, como cargos por saldo antes de tiempo, o por pagos tardíos; y sobre financiamiento, en caso de que aplique.

El educador sostuvo que contratos de alquiler de casas y apartamentos se ven como contratos entre las partes, y DACO no tiene jurisdicción en ellos.

¿Es sabio rentar?

La Asociación Internacional de Renta de Muebles, en su página cibernética IFRA.ORG, plantea que rentar muebles resulta conveniente cuando se necesitan por dos años o menos.

Algunas firmas ofrecen la opción de comprar cuando el consumidor no está seguro de sus planes futuros. Compañías que rentan muebles usualmente tienen estos disponibles para su entrega en solo horas. Cuando ya no necesite los muebles, notifique a la compañía con antelación y la firma hará los arreglos para recoger la mercancía.

Al alquilar un auto

La Guía del Consumidor, preparada por el Centro Federal de Información para el Público, propone que al momento de alquilar un auto pregunte por adelantado si existen cargos adicionales sobre el precio de alquiler pactado.

Consulte si la compañía de alquiler verifica el historial de manejo de los clientes cuando se presentan en el mostrador. De ser así, la compañía puede denegarle el servicio, aunque usted tenga una reservación confirmada. Verifique con anticipación que no le estén duplicando la cobertura del seguro.

Revise cuidadosamente el vehículo y las llantas antes de alquilarlo.

Consulte si debe devolver el auto con el tanque lleno, y, si no lo hace, cuánto le cobrarán por el combustible.

Pregunte a la compañía de alquiler si requiere pagar un depósito. De ser así, solicite una explicación clara sobre el proceso de reembolso.

Antes de rentar

Averigüe cómo se computa el periodo de alquiler, si es por hora o por día.

Verifique si le cobrarán si se daña el equipo, o si hay un cargo extra por acomodar y recoger el equipo.

Opte por aquel proveedor que le explique en detalle los acuerdos de la transacción.

Asegúrese de que le expliquen bien el manejo del equipo, en caso de ser muy complicado; pregunte si el comercio provee la asistencia de alguien para operarlo.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: