Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
4 de enero de 2014
Puerto Rico Hoy
 

Esperanza en el belén boricua

Este municipio apuesta al desarrollo de la zona sur para mejorar su atribulada economía

 

Por Rut N. Tellado Domenech / rtellado@elnuevodia.com

 (Fotos / JUAN.MARTINEZ@GFRMEDIA.COM)

Juana Díaz - Frente a la parroquia San Ramón Nonato, un puñado de trabajadores daba los toques finales a la tarima que se utilizará durante las tradicionales fiestas de Reyes Magos. Mientras, al otro lado de la plaza de recreo juanadina, varios grupos de hombres jugaban dominó a la sombra de los árboles.

Las principales calles del pueblo se mantienen con el tráfico pesado, lo que no necesariamente se traduce en más clientes para los negocios del casco urbano.

“El comercio del pueblo se ha afectado tras la apertura del centro comercial”, sostuvo Jorge Desús Medina, de 78 años, un jubilado de la Autoridad de Energía Eléctrica que cada fin de semana regresa a su natal Juana Díaz. “También hay mucha gente que vive aquí, pero trabajan en Ponce y hacen sus compras por allá”.

“Hay muchas fábricas cerradas, así que el comercio se afecta porque si no hay trabajo...”, concluyó Desús.

De acuerdo con estadísticas del Departamento del Trabajo, la tasa de desempleo en Juana Díaz era de un 17% en noviembre de 2013. Aunque esto representa un aumento en comparación con el 15.7% reportado un año antes, y es más alta que la tasa de 14.7% de desempleo a nivel Isla, el alcalde Ramón Hernández Torres resaltó que es más baja que la de la mayoría de los pueblos cercanos.

El primer ejecutivo municipal reconoció que la eliminación en los años 1990 de la Sección 936 del Código de Rentas Internas federal -que otorgaba incentivos económicos a las industrias- y la recesión económica que comenzó en 2006 provocaron el cierre de la mayoría de las fábricas establecidas en la llamada Ciudad del Jacaguas.

Permanece CooperVision, que manufactura lentes de contacto. La fábrica se mudó en 1999 a la ciudad procedente de Santa Isabel, donde se habían establecido en 1984. El alcalde informó que con una plantilla que ronda los 1,600 empleados, la fábrica de lentes es uno de los principales empleadores del pueblo.

“Lo que mantiene a Juana Díaz con vida es esa fábrica”, coincidió Luis Rodríguez, de 79 años y quien lleva 14 años vendiendo frutas en una acera del casco urbano.

Pedro Torres Arzuaga, de 75 años y conocido como “El hípico”, indicó que en la vieja zona industrial aledaña al casco urbano abundan los edificios en desuso, situación que pudo constatar este diario durante un recorrido. Ahí quedan la fábrica de colchones Global Bed PR, una mueblería, una ferretería y un supermercado.

Para lidiar con el desempleo y aumentar la actividad económica, el alcalde apuesta al desarrollo del Puerto de las Américas y del aeropuerto Mercedita, ambos en Ponce.

“Según el Censo, el área sur es una de las zonas de mayor pobreza. Necesitamos con carácter de urgencia elaborar una política pública coherente a la necesidad de nuestra zona, y el proyecto más importante de desarrollo económico es el Puerto de Trasbordo Rafael Cordero Santiago”, sostuvo Hernández.

El alcalde estuvo activo el pasado año en la creación de la Coalición del Sur, un grupo que cuenta con miembros de diversos sectores y partidos políticos. Esa coalición impulsó las enmiendas aprobadas en el 2013 a la Ley 240, que creó la Autoridad del Puerto de Ponce.

Hernández ve el puerto ponceño como una herramienta de generación de riqueza y empleos no solo para Ponce, sino para toda la zona sur. Se espera que la instalación genere de 10,000 a 15,000 puestos de trabajo cuando opere a su máxima capacidad, indicó el alcalde.

“Esperamos que durante este año, quizás en el verano, se tenga un operador de calibre internacional”, dijo.

Agregó que la Coalición se ha reunido con funcionarios de la Compañía de Turismo y la Autoridad de los Puertos con miras a incentivar el desarrollo del aeropuerto Mercedita.

Actividad comercial

Mientras estas soluciones llegan, los comercios se mantienen entre los principales empleadores del pueblo, sobre todo las cadenas ubicadas en Plaza Juana Díaz, centro comercial establecido en 1990 a la orilla de la autopista que va hacia Ponce y cuyo estacionamiento luce lleno casi todo el día.

Son las cadenas las que, por un lado, aportan puestos de trabajo y actividad económica, y por el otro merman la clientela de las tiendas del casco urbano.

“Como allá la gente tiene estacionamiento cerca y encuentra todo en un solo sitio, van al mall”, lamentó Arnaldo Ortiz, de 46 años y propietario de la Joyería y Taller de Platería de la Plaza del Mercado.

Para motivar a las personas a visitar el centro de la ciudad, el alcalde indicó que está en negociaciones con la Autoridad de Energía Eléctrica para que establezca su oficina de servicios en el local de un supermercado que cerró recientemente en el casco urbano. Agregó que el municipio mantiene los alrededores limpios y remoza las fachadas de los edificios del pueblo cada dos o tres años.

La mayoría de los entrevistados se expresó complacida con las labores de ornato en la plaza pública. “La plaza la tiene preciosa”, dijo Elvin Figueroa, de 59 años y vendedor de lotería tradicional. “Antes los edificios estaban feos y ahora se han pintado todos y los alrededores están limpios”.

¿Ha rendido frutos el esfuerzo?

“La economía no está buena, pero se mueve bastante bien aquí. Hay sobre 25 puestos de billeteros alrededor del casco urbano y todos vendemos”, afirmó.

La visita de miles de personas para la tradicional Fiesta de Reyes incentiva las ventas, según Figueroa. “El año pasado hice $2,300 solo el Día de Reyes”, dijo el billetero juanadino.

Por su parte, Edna Roche, de 48 años y dueña del negocio Beads & More en la Plaza del Mercado, aprovecha las fiestas para ganar un dinero extra. “Yo me muevo a la plaza de recreo para las fiestas porque las ventas se mueven bien y veo el desfile, que es precioso”.

El alcalde espera que de 80,000 a 100,000 personas se den cita durante los cuatro días que este año durarán las fiestas, que comenzaron el pasado 2 de enero con la Ceremonia de Envío de los Magos de Oriente y culmina mañana, día del Desfile de Reyes y Pastores.

Ojo a los amigos de lo ajeno

“Está controlado el crimen aquí”, sostuvo Sandra López, de 45 años.

Con su aseveración, la maestra pareció resumir el sentir de otros juanadinos abordados por este diario, que perciben a su pueblo como uno tranquilo. Según estadísticas de la Policía, en Juana Díaz se reportaron 11 asesinatos del 1 de enero al 29 de diciembre de 2013, cuatro menos que para la misma fecha de 2012.

De los delitos Tipo I, del 1 de enero al 29 de diciembre de 2013, los de mayor incidencia en suelo juanadino fueron las apropiaciones ilegales (237), los escalamientos (138) y los robos (76). En este último renglón se registró un aumento de 52% respecto al año anterior.

Ante estos datos, el alcalde sostuvo que “de acuerdo con las reuniones que hemos sostenido con la Policía estatal y municipal, el grueso mayor de esos robos ocurre en el estacionamiento de Plaza Juana Díaz, porque la gente deja expuestas computadoras y (los pillos) rompen los cristales y se llevan ese material”.

Hernández aseguró que se está trabajando una estrategia de “vigilancia continua” por parte de la Policía estatal y municipal en la zona para lidiar con la incidencia.

En el pueblo, que contaba con 46 policías municipales en el 2012 -según un informe de la Oficina del Contralor-, reportaron 516 delitos Tipo I hasta el 29 de diciembre de 2013, ocho menos que el año anterior para la misma fecha.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: