Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
10 de febrero de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Esposa imputa fraude a un agente del FBI

Compareció como ‘soltero’ para refinanciar bienes. Vídeo

 
Sonia Kellerman sostiene que no ha logrado presentar una querella contra su esposo, agente del FBI. (El Nuevo Día / Juan Ángel Alicea Mercado)

Por Eugenio Hopgood Dávila / ehopgood@elnuevodia.com

Un agente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) que supervisó sonados casos de corrupción cometió un alegado fraude contra su esposa al comparecer como soltero en dos transacciones de refinanciamiento en las que obtuvo $200,878.42 que son parte del caudal ganancial de la pareja, según alega la mujer y consta en documentos notariales.

Sonia Kellerman, de 30 años, costarricense criada en EE.UU., quien lleva año y medio en un pleito de divorcio, sostiene que los esfuerzos que ha hecho para que autoridades federales y locales investiguen la denuncia contra su esposo, el agente José Luis Hernández Candelario, no han rendido fruto.

“Es importante que se sepa que este señor, que investigaba y perseguía estos crímenes de fraude, cometió ese mismo tipo de crimen contra su esposa”, sostuvo Kellerman.

Hernández, de 48 años y ahora asignado a Washington, trabajó en el caso contra el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá y en el caso del “Supertubo”.

Según copias de las escrituras, Hernández Candelario compareció el 30 de junio de 2008 ante la notario Ana V. Piñero Parés en San Juan, presentándose como “soltero, propietario y vecino de Carolina” para constituir hipoteca sobre un apartamento en Paisajes del Escorial en Carolina. La pareja se había casado el 7 de marzo de 2008 en Tampa, Florida.

Luego, el 24 de noviembre de 2009, compareció ante el notario Armando J. Martínez Vilella y también declaró ser “soltero y vecino de Dorado” para refinanciar la casa en donde aún residía con su esposa y la hija menor de esta en la urbanización Sabanera de Dorado.

La abogada de Kellerman, Maritza Reyes, plantea que a pesar de que las propiedades figuran a nombre de Hernández, bajo el artículo 1301 del Código Civil, aunque se resolviera que son privativas de él, el dinero obtenido en refinanciamiento sería “fruto ganancial” perteneciente a ambos.

Hernández, según los documentos, obtuvo préstamos de $544,871 por la transacción de Sabanera y $110,775.00 por la de Escorial. Según los cálculos de Reyes, entre las dos transacciones el agente obtuvo $200,878.42 que forman parte del caudal ganancial.

Kellerman sostiene que tras constatar el presunto fraude fue a querellarse al Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, donde un agente de apellido Torres (placa 17391) le habría indicado que era “un caso civil” y luego la refirió a un agente Green que no contestó sus llamadas.

Un funcionario de apellido Carrión en la fiscalía de San Juan le indicó que era “un asunto federal”, dijo Kellerman.

El fiscal de distrito de San Juan, Manuel Rodríguez Córdova, dijo ayer que no tiene ninguna querella al respecto. Dijo que la mujer debe ir al CIC y exigir que le den número de querella y que consulten con un fiscal.

En tanto, Reyes y Kellerman sostienen que en la Fiscalía Federal les informaron que la querella tenía que llegar a través del FBI. Kellerman dijo que no confía en que la agencia federal tramite el asunto porque alega que en 2010 lo informó a un alto oficial del FBI quien solo respondió que eso “tenían que arreglarlo en la corte”.

El FBI declinó comentar el asunto, dijo su portavoz, Harry Rodríguez.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: