Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
16 de enero de 2010
Puerto Rico Hoy
 

“Este asesinato no va a quedar impune”

Matan a policía municipal con su arma de reglamento en estacionamiento en Ponce

 
Familiares del policía municipal lloran al enterarse del asesinato de Cordero Guzmán.

Por Sandra Caquías Cruz / end.scaquias@elnuevodia.com

Le apasionaba ser policía, pero en su intento por mantener orden y brindar seguridad, lo mataron.

El policía municipal Noel David Cordero Guzmán estaba franco de servicio ayer por la madrugada, cuando lo asesinaron en el suelo del estacionamiento de un Burger King, en Ponce.

La bala mortal salió de su arma de reglamento.

Cinco hombres, de entre 19 y 31 años, son sospechosos de este crimen y del intento de asesinar a Luz M. Guzmán, quien recibió una herida de bala en un tobillo, informó el superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, quien viajó a Ponce para conocer de primera mano lo sucedido y el rumbo de la investigación. Añadió que Cordero Guzmán murió en el cumplimiento del deber al identificarse como policía.

Ayer por la tarde, la Policía había detenido a tres de los cincos sospechosos. También contaba con varios testigos, confirmó el inspector Richard Nazario, jefe del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), en Ponce.

“Esto es un hecho totalmente inaceptable... este asesinato no va a quedar impune”, dijo Figueroa Sancha, quien aseguró que esta vez no pasaría lo que ocurrió horas antes de este crimen, cuando un juez de Ponce dejó en libertad a un joven que es procesado por dispararle en el rostro a un cadete de la Policía Municipal de Ponce. “Eso no lo vamos a permitir”, sostuvo.

Cordero Guzmán tenía 23 años. Los últimos dos se los dedicó a la unidad motorizada de la Policía Municipal de Ponce. Dejó un niño de cinco años y otro por nacer. Era hijo único. Vivía en la urbanización Jardines del Caribe, en Ponce.

“Excelente como esposo, excelente como padre, no tengo palabras para describirlo”, dijo la viuda, Orlane Berríos. “Mi esposo fue muy dedicado a su trabajo porque amaba lo que hacía. Esa era su pasión”, destacó la joven madre, quien confía en que el caso sea esclarecido.

El joven policía salió la noche del jueves, junto a un grupo de amigos y familiares, a celebrar el cumpleaños de una prima, en el complejo recreativo La Guancha. Terminada la velada acudieron al Burger King que está frente a la Comandancia de Área de Ponce. En el lugar se encontraban cinco sujetos que ahora son sospechosos del crimen.

El inspector Nazario dijo que el asesino tuvo un altercado con el policía municipal y descartó la teoría de que todo comenzó cuando uno del quinteto molestó a una de las jóvenes que viajaba con Cordero Guzmán.

El policía municipal recibió dos golpes en la cabeza y una patada. Estaba en el suelo, indicó Nazario. Es en ese momento que pierde el arma de reglamento. Uno del quinteto la cogió y le disparó en dos ocasiones.

En la escena hallaron cuatro casquillos nueve milímetros. La Policía no había recuperado el arma. Un Policía estatal, que no fue identificado, testificó que llegó a la escena a pie y vio a un sujeto que cargaba un arma y subía a un auto Honda color vino. El vehículo fue ocupado horas después en una calle al norte del casco urbano de Ponce. Cerca de allí fueron arrestados tres de los sospechosos.

El teniente Elvin Pacheco Vélez, director de la Unidad Motorizada del cuartel Bélgica, a la que pertenecía Cordero Guzmán, describió al policía caído como “una persona excelente, educada, un muchachito joven, con mucho espíritu de trabajo”.

El sargento Roberto López, en una improvisada reunión que celebró ayer frente al cuartel Bélgica, pidió a sus compañeros precaución. “Vamos a cuidarnos más. Enfatizar en velarnos la espalda. Esto es una familia”, dijo.

“Lo que hay que hacer es cuidarnos. Salgan juntos... Cordero estaba solo esta mañana”, abundó el comisionado de la Policía Municipal, Francisco Quiñones, quien les pidió que, mientras puedan, se acompañen en las salidas. “Usted no es un ciudadano regular”, recalcó.

“Los que están afuera están mejores armados, pero no nos vamos a quitar. Esto nos tiene que dar fuerzas para demostrarle al pueblo que estamos bien unidos”, dijo por su parte el sargento López. El policía Cordero Guzmán sería ascendido póstumamente, indicó el Comisionado.

Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: