“Hay que comer fibra alimentaria”, explican siempre los nutricionistas. Sin embargo, ¿sabemos realmente los beneficios que aporta a nuestra salud su consumo? El portal Huffington Post elaboró una lista de las razones por las que esta sustancia no debe faltar en nuestra dieta.

1. Para vivir más- Según un estudio publicado el año pasado, quienes cumplieron o excedieron las dosis de fibra recomendada (25 gramos para mujeres y 38 gramos para hombres) tenían una mayor probabilidad de vivir de 9 años o más que quienes no cumplieron con estos requerimientos.

2. Para la salud del colon- Aunque las más recientes investigaciones sugieren que este alimento no ayuda a prevenir el cáncer de colon, como lo afirmaran anteriores estudios, la fibra alimentaria puede prevenir, por ejemplo, la aparición de hemorroides y divertículos.

3. Reduce el colesterol- La fibra soluble está presente en alimentos como la avena, la papaya y múltiples vegetales y, según Huffington Post, cumple un importante rol en la reducción de las lipoproteínas de baja densidad, es decir, del colesterol “malo”.

4. Ayuda a prevenir la diabetes- Por otro lado, la fibra disminuye la absorción de azúcar en la corriente sanguínea. Esto contribuye a regular el nivel de azúcar en la sangre. Asimismo, múltiples estudios indican que, a largo plazo, este alimento puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, especialmente en grupos de alto riesgo.

5. Contribuye a la digestión- Al añadir volumen y densidad a la materia fecal, la fibra contribuye a facilitar el movimiento del intestino. Asimismo, ayuda a evitar el estreñimiento.