Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Esta semana se confirmó que la novia de Harry, Meghan Markle , se encontraba en Londres, luego de que fotografiada junto a él en un partido de polo. (horizontal-x3)
Esta semana se confirmó que la novia de Harry, la actriz Meghan Markle , se encontraba en Londres, luego de que fuera fotografiada junto a él en un partido de polo. (AP)

Solo queda una semana para que Pippa Middleton -la hermana de Kate, duquesa de Cambridge- contraiga matrimonio con James Matthews y durante los últimos días, los medios británicos aclararon una de las grandes interrogantes del evento, esto es si el príncipe Harry irá solo o acompañado.

Cabe recordar que según trascendidos, Pippa había implementado la política de que sus invitados pueden ir con acompañantes, solo si estas tienen un anillo en sus manos, es decir, si son sus esposas o están comprometidos para casarse. Y como Meghan Markle no cumple con ninguno de los dos requisitos, se había dado por hecho que simplemente no asistiría a la boda.

Sin embargo, The Daily Telegraph informó esta semana que Pippa habría decidido hacer una excepción con el cuñado de su hermana, y lo autorizó a que fuera con su novia, tanto a la ceremonia religiosa como a la posterior recepción. 

La versión entregada al diario británico por "fuentes cercanas", se vería reforzada por dos hechos. El primero es que Markle pidió permiso en su trabajo -ella encarna a Rachel Zane en la serie estadounidense Suits-, para ausentarse en los días cercanos a la fecha de la boda; y el segundo es que esta semana se confirmó que se encontraba en Londres, luego de que fuera fotografiada junto a Harry en un partido de polo. 

Markle pidió permiso en su trabajo para ausentarse en los días cercanos a la fecha del matrimonio. (Archivo / AP)

Pippa a sus invitados: "Lleven dos atuendos"

En tanto, el martes pasado, Richard Eden, editor adjunto del Daily Mail, publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje:

"A los invitados al matrimonio de #pippamiddleton se les pidió que lleven una segunda muda de ropa para la recepción. ¿Es esto una moda? Suena aburrido para mí". 

"Si estuviera invitado a esa boda, y estoy muy contento de que no sea así, no me sentiría muy cómodo con esta petición", señaló el escritor de moda Simon Glazin al medio británico. Y agregó: 

"Es lo suficientemente difícil elegir una sola muda para una boda que estará en todos los medios. ¡Imagínense si hay que tener dos!".

El matrimonio de Pippa y James está programado para la mañana del próximo sábado 20 de mayo en la Iglesia de St. Mark, Englefield. Tras la ceremonia, los invitados -se estima que serán unos 350- se trasladarán hasta la casa de los Middleton, donde tendrá lugar una recepción.


💬Ver 0 comentarios