Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ir de compras prolonga la vida. Esto es, si uno tiene más de 65 años y vive en Taiwán, afirma un estudio.

En el estudio, llevado a cabo por investigadores dirigidos por el doctor Yu-Hung Chang, del Instituto de Ciencias de la Salud de la Población, de la Universidad Nacional de Taiwán, se investigó a cerca de 2,000 hombres y mujeres, de 65 años hacia arriba, que vivían en sus propias casas.

Lo que encontraron fue que aquellos que iban de compras regularmente vivían más que aquellos que compraban una vez a la semana o menos.

Incluso luego de tomar en cuenta factores tales como la fragilidad mental y física, hombres y mujeres que compraban diariamente vivían más tiempo que aquellos que rechazaban la terapia de la compra, dicen los científicos.

"Tiene sentido"

Aquellos que iban de compras diariamente tenían un 27% menos posibilidades de morir que aquellos que lo hacían de manera poco frecuente. Esta conclusión se hizo más evidente en el caso de los hombres.

"Se va de compras en gran medida por placer, a lo que se agrega el potencial de aumentar el bienestar sicológico", afirma el estudio

"En comparación con otros tipos de actividad física en el tiempo libre, como los ejercicios formales, que requieren siempre de motivación y, a veces, de instrucción profesional, la actividad de comprar es más fácil de asumir y mantener".

El doctor David Oliver, profesor visitante de medicina geriátrica en City University, en Londres, calificó los hallazgos como "plausibles".

Oliver le dijo a la BBC: "Lo que los investigadores taiwaneses han demostrado es que continuar con la actividad de las compras permite anticipar un mejor bienestar y más larga vida".

"El comprar involucra actividad física, interacción social con otros compradores y, dado que es una tarea bastante compleja nos mantiene mentalmente activos.

"Tiene mucho sentido convertirlo a un factor predictivo de mejor bienestar físico y sicológico", concluyó Oliver.


💬Ver 0 comentarios