Los peligros del verano para las mascotas (horizontal-x3)
En días calurosos es importante que el perro tenga agua constante. (Archivo/GFR Media)

Con el verano viene el aumento en calor, días más largos y vacaciones para muchos. Tiende a ser un tiempo de mucho disfrute en familia y a pesar de los riesgos que el sol tiene para los humanos, a veces nos olvidamos de que estos y otros peligros existen para nuestras mascotas. Por eso es importante tomar las debidas precauciones.

Golpe de calor

Es una situación seria que hasta podría ser fatal. Es importante ajustar la actividad regular, considerando que la temperatura es mucho más alta. Por ejemplo, la hora del día y duración de la caminata, tiempo de juego intenso, proveer un espacio disponible con sombra y agua fresca constante. Se debe recordar que tanto el pavimento como las aceras llegan a una temperatura peligrosa y las patitas terminan lastimadas. 

Algunas de las señales más obvias de que está sufriendo un golpe de calor es jadeo intenso y excesivo, pierde el balance y las encías enrrojecidas. Debes moverlo de inmediato a la sombra o área con aire acondicionado, aplicar toallas mojadas en agua fría (no helada) en la cabeza, cuello, pecho y axilas. Se le debe proveer agua fresca poco a poco o un cubito de hielo para lamer. 

Una vez se estabilice, se debe llevar al veterinario porque aun no esta fuera de peligro. Debe tener en mente que aunque la reacción es querer enfriarlo, el hacerlo muy rápido puede ser peor. Absténgase de pegarle la manguera o exponerlo a aire bien frío directo. Lo importante es irle bajando la temperatura poco a poco.

Quemada del sol

Aunque su cuerpo está cubierto de pelo, los animales están igual de susceptibles que los humanos a los daños de los rayos ultravioletas del sol. Por esta razón, se debe usar un bloqueador solar para mascotas.

Alergias

 Al igual que las personas, las mascotas sufren de alergias por temporada. Los síntomas que se observan en los animales son aumento en arrascarse, ojos rojizos y con picor, estornudos, constante lamido y las patitas inflamadas. Lave y cepille la mascota regularmente para evitar que traigan alérgenos al hogar ya que el pelaje de una mascota es perfecto para atrapar polen.

Piscinas

A muchos perros les encanta refrescarse ellos mismos brincando a la piscina. Aunque esto parece sano, podría tener sus consecuencias. Es importante estar seguros que el perro sepa como entrar y salir de la piscina. Además, tragar el agua les puede enfermar y al igual que a nosotros, les puede irritar los ojos. Si le permite entrar, siempre enjuáguelo luego al igual que cuando van a la playa, siempre le debes sacar el agua salada.


💬Ver 0 comentarios