Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Para Campbell Britney, una pequeña de 8 años, la belleza no es cosa de juegos. A su corta edad, la imitadora de Lady Gaga se preocupa tanto por su imagen que utiliza como parte de su rutina bótox y cera. La madre de esta niña británica - reseña la página de Informativos Telecinco y The Sun- es una esteticista de 34 años y ella es la encargada de estos retoques de belleza.

Una vez cada tres meses, Campbell se sube a la camilla y Kerry, su progenitora, le retoca la frente, los labios y el contorno de los ojos. Regularmente, le coloca cera para eliminar el vello corporal.

Kerry afirma que estos tratamientos servirán para que su pequeña sea popular en el futuro. "Lo que le estoy haciendo a Britney le ayudará a convertirse en una estrella", afirma al diario "The Sun".

"Sé que un día será modelo, actriz o cantante y sometiéndose ahora a estos tratamientos luego lucirá un aspecto mucho más joven", dice Kerry, quien aconseja a las madres hacer este tipo de procedimientos a sus hijas.

Por su parte, Campbell dice que "ya no llora tanto" al someterse a las inyecciones y hasta exige eliminar sus "arrugas". "Cada noche compruebo si tengo más arrugas y si veo alguna quiero más inyecciones", apunta la vanidosa chica.  


💬Ver 0 comentarios