Una muñequita de carne y hueso. Así se podría describir a la pequeña Isabella Barrett, quien con solo seis años ha ganado cerca de 50 certámenes de belleza infantiles, tiene su propia firma de joyas, ropa y maquillaje, y ya figura en la codiciada lista de los millonarios.

A esta niña estadounidense de Providence, Rhode Island, le llegó la fama tras haber concursado junto a su madre Susanna Barrett en el popular reality show Toddlers and Tiaras, que emite la cadena TLC de Estados Unidos, según reseña la página elmundo.es.

Desde ese momento, la Pequeña Miss América 2012 saboreó el gusto por la fama y el dinero. 


El pasado año, lanzó su propia firma Glitzy Girl, que acoge a 42 empleados y factura un millón de dólares. Por si fuera poco, Isabella es el rostro de una línea de juguetes de la cadena Toys R Us.

Tanta fastuosidad ha encaprichado a la chiquilla quien, según El Mundo, alberga vestidos hechos a medida que cuestan cerca de $10,000 cada uno y posee más de 60 pares de zapatos de diseñador, además de haber invertido más de $2,000 en comida durante una estadía en uno de los lujosos hoteles de cinco estrellas en los que le gusta alojarse durante los certámenes. 

Por su parte, la madre de Isabella se defiende de sus detractores y no repara en gastos a la hora de invertir en su pequeña estrella. "Gastamos más de $50,000 cuando empezó a concursar, pero mira donde está ahora, ha merecido la pena", asegura. Insiste además en que no presiona a su hija, sino que le ayuda a conseguir sus sueños: "Si mañana me dijera que lo quiere dejar, estaría bien".