Mientras algunos se rompen la cabeza pensando qué regalar en Navidad, otros hacen lo mismo pensando qué hacer con ese regalo que no gustó.

Si te encuentras en el ajetreo de  buscar obsequios para entregar el día los Reyes Magos, puede que hayas recordado con nostalgia los perfumes que se solían obsequiar hace más de una década.

Entre esas aromas se distinguían aquellas destinadas para los hombres. Algunas de ellas han sobrevivido, otras no.

El llamado Old Spice es uno que aún se consigue y que siempre se caracterizó por el velero dibujado en una distintiva botella de cristal blanco que simulaba porcelana.


Otra de las clásicas era el Flor de Tabac anunciado por un modelo de profunda voz. Algunas veces se conseguían estuches que incluían una barra de jabón.

El frasco de Brut era bastante conocido por el color verde intenso y las letras a relieve.

Si de aromas para mujeres se tratabam en los 80 se conseguía la colonia Jean Nate, que aún es muy vendida en tiendas y farmacias.