Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Trucos naturales para blanquear las rodillas (vertical-x1)
La mezcla de miel de abejas con jugo de limón brinda un tratamiento hidratante y reparador.

Muchas mujeres ignoran que deben brindarles a las rodillas un tratamiento en su rutina de belleza y, solo cuando las notan demasiado secas, acuden a tratamientos especiales.

La buena noticia es que hay varios ingredientes naturales que se pueden encontrar en casa que, por sus propiedades nutricionales, ayudan a eliminar la piel muerta mientras reducen el aspecto de las manchas. Estos ingredientes si se usan regularmente les llegan a brindar un extra de humedad y, a su vez, deja su piel más suave y libre de imperfecciones.

A continuación les presentamos tratamientos con ingredientes caseros que, con un bajo costo, ayudarán naturalmente a aclarar las rodillas.

La mezcla de miel de abejas con jugo de limón brinda un tratamiento hidratante y reparador que, tras ser aplicado de forma recurrente, blanquea la piel y le brinda humectación.

Para preparar este tratamiento casero necesitas mezclar 5 cucharadas de miel de abejas y 3 cucharadas de jugo de limón, luego frótalo sobre las rodillas y deja que actúe 10 minutos. Enjuaga con agua tibia y repite su aplicación, por lo menos, tres veces a la semana. Úsalo en horas de la noche para evitar reacciones indeseadas por la exposición posterior al sol.

Una mascarilla exfoliante a base de yogur natural con avena sirve para disminuir las manchas oscuras de las rodillas causadas por el exceso de células muertas. Mezcla ambos ingredientes hasta obtener una pasta cremosa, luego frótala sobre las rodillas mediante suaves masajes circulares. Deja que actúe 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Repite su uso dos o tres veces a la semana.

El clásico exfoliante de azúcar con aceite de oliva es uno de los mejores productos naturales para remover las células muertas y aclarar la piel. Combina 3 cucharadas de aceite de oliva y 3 cucharadas de azúcar y asegúrate de obtener una pasta cremosa. Limpia las rodillas y frótales el exfoliante con suaves movimientos circulares. Deja que actúe durante 20 minutos y enjuaga. Repite su uso, por lo menos, tres veces a la semana.


💬Ver 0 comentarios