Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Krishna asegura no sentirse seducido por la fama o los reconocimientos. (Suministrada)

Cuando canta, Krishna Das  libera todos sus pensamientos y emociones. Cualquier lucha interna queda atrás. No hay imposiciones mentales ni problemas. Desaparecen.

El artista, ampliamente conocido en el mundo de la meditación y el yoga, afirma que  interpretar el kirtán abre su corazón y acalla su mente, logrando una forma implícita de meditación.

Kirtán es una práctica espiritual del Bhakti Yoga. Consiste en un diálogo musical entre el cantante o guía y su audiencia, utilizando alabanzas en sánscrito. Krishna aprendió y llevó a cabo informalmente esta práctica hace muchos años durante una larga estadía en la India, país donde conoció a su gurú Neem Karoli Baba.

Cuando este falleció, Krishna cayó en una terrible depresión porque “pensaba que había perdido el amor”. Sin embargo, a través de un proceso de duelo largo y duro, entendió que para encontrar el amor verdadero lo único que hay que hacer es mirar hacia adentro. 

El amor, afirma el cantante norteamericano, “no viene de afuera. El amor es quien eres. Cuando sabes eso, puedes verlo donde sea”.

Parte vital de su sanación la encontró en la práctica del kirtán. En muchas entrevistas, el cantante a dicho que la música fue el medio de salvarse a sí mismo. Esto no significa que haya dejado de tener momentos difíciles. Por el contrario, ha tenido muchos más episodios de soledad y tristeza. La diferencia hoy es que su arte lo mantiene vivo y fuerte para enfrentarlos.

“Cantar me libera de esa negatividad. Me salva una y otra vez”, dice en entrevista telefónica quien considera la espirtualidad como una manifestación de lo mejor de cada persona.

Espiritualidad también es, según su punto de vista, la manifestación de la compasión y la fortaleza interna. De esta segunda virtud, opina, se necesita mucha “para vencer las limitaciones y remover las sombras del corazón”.

Aunque le apoden el “rock star” y “chant master” del yoga,  haya sido nominado a un Grammy y cantado con Sting, Krishna asegura no sentirse seducido por la fama o los reconocimientos. Lo suyo es compartir su arte  para quien se sienta cómodo lo disfrute.

“También podrían llamarme idiota”, dice entre carcajadas. “Eso no es lo que importa. Lo que me hace feliz es cantar con la gente”, asegura.

Krishna tampoco se considera líder espiritual, pues entiende que cada persona  tiene su propia experiencia con la música.

 El público puertorriqueño podrá escuchar por primera vez a Krishna durante su concierto en  el 30 de mayo, a las 8:00 p.m., en la Sala Raúl Juliá del Museo de Arte de Puerto Rico.  Durante esta producción de Luna Nueva, el intérprete compartirá escena con el percusionista Arjun Bruggeman en el tablá y la chelista puertorriqueña Jaya Sita, quien participó en la grabación del disco Kirtan Wallah.

Además del recital, Krishna ofrecerá el taller devocional Heart of Devotion, el domingo, 31 de mayo en Sadhana Healing Arts.

“Cantaremos, contaré historias de mi estadía en India. Explicaré la práctica y cómo funciona, conversaremos de los problemas que tenemos y cómo superarlos para ser felices”, explica acerca del propósito del taller. Aclara, no obstante, que “chantear” no es algo que enseña.   “No puedes enseñar a alguien a enamorarse. Yo comparto mi práctica, mi camino, mi vida”, puntualiza.

Los boletos para ambos eventos están a la venta en Ticketcenter, a través de www.tcpr.com y el 787-792-5000.


💬Ver 0 comentarios