Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
20 de junio de 2014
12:10 a.m. Modificado: 2:12 p.m. Ciencia y Tecnología
 

Estudiante pudo ser picada por peligrosa araña en una escuela

En Puerto Rico no existe el antídoto para contrarrestar los efectos de la picadura de arañas como la viuda negra

 

Por Marga Parés Arroyo / mpares@elnuevodia.com y Pedro Bosque Pérez / pedro.bosque@gfrmedia.com

La Loxosceles reclusa o araña reclusa marrón, cuyo veneno es necrótico, dado que pudre y mata la piel, ha sido reportada en el Campamento Santiago en Salinas. (Archivo)

Tras la publicación de una noticia sobre la presencia de arañas venenosas no nativas en el Campamento Santiago en Salinas, una madre se comunicó a Caza Noticias de ELNUEVODIA.COM para revelar un incidente en el que su hija fue picada por un arácnido, lo que la mantuvo hospitalizada por una semana.

La madre de la jovencita, quien pidió que no se revelara su nombre, relató que su hija adolescente fue picada en la escuela a donde asiste en Toa Baja, por lo que ella cree que fue una araña reclusa marrón, cuyo veneno es necrótico, dado que pudre y mata la piel. La menor no sintió el momento en qué fue mordida.

Esa araña junto a la viuda negra y viuda parda son las tres especies de arañas venenosas no nativas que fueron encontradas en el Campamento Santiago de la Guardia Nacional de Puerto Rico.

La viuda negra y viuda parda se establecieron hace décadas en casi toda la Isla pero la reclusa marrón no, y aún no se ha documentado oficialmente que esté en Puerto Rico, dijeron en entrevista con ELNUEVODIA.COM el doctor en ecología de invertebrados, Omar Pérez Reyes, y el doctor en biología, Miguel Antonio García. Este último labora desde hace décadas en el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Araña reclusa marrón

La joven madre dijo que uno de los doctores que atendió a su hija le dijo que la lesión parecía una picada de araña o alacrán. Otro médico descartó que fuera una mordida de reclusa marrón al indicar que ese arácnido no existe en Puerto Rico.

Ella fotografió el proceso de deterioro de la pierna de su hija y compartió las imágenes con un militar que ha visto picadas de reclusa marrón en Estados Unidos. Este le dijo que creía que era ese tipo de araña.

La mujer cuestionó en qué otros lugares de Puerto Rico pueden estar ocurriendo incidentes de picadas de arañas como el que afectó a su hija, pero sin que la información trascienda. Instó a las autoridades a educar más sobre los peligros de las mordidas de arácnidos para saber cómo actuar, y pidió que se estudie si arañas como la reclusa marrón están en la Isla.

Señaló que su hija fue atendida de manera excelente en el hospital donde estuvo recluida, pero expresó preocupación porque le dijeron que en Puerto Rico no hay antídotos contra venenos de arañas como la reclusa marrón y viuda negra, entre otras.


(Esta imagen muestra la lesión en la pierna de una adolescente después de ser picada por un arácnido. Foto suministrada)

(La jovencita picada por una araña recibió rápido atención médica, pero con el paso de los días se agravó la lesión y fue hospitalizada el día que se tomó esta foto. Foto suministrada)

Por su parte, el profesor Pérez Reyes dijo al ver las imágenes de la mordida que pudo ser causada por un ciempiés, escorpión, araña, abeja, avispa o hasta una picadura de hormiga. La reacción a la picadura depende de cuán alérgica es la niña al veneno del animal que la picó, dijo Pérez Reyes, quien alertó de buscar rápido atención médica para evitar infecciones.

No hay antídoto

En Puerto Rico no existe el antídoto para contrarrestar los efectos de una picadura de la araña viuda negra, arácnido venenoso que se estableció en la Isla hace décadas.

Si alguien va a buscar atención médica por una picadura de esta araña, habría que pedir en otras jurisdicciones el contraveneno que alivie a la persona afectada, cuando esta no mejora con otro tipo de tratamiento a menor escala.

“No tenemos (en Puerto Rico) el antídoto. Tardaría de 12 a 24 horas en llegar”, comentó el doctor Julio Cádiz, epidemiólogo del Departamento de Salud.

Según el funcionario, los efectos de la picada dependerán, además, de la condición física y estado de salud del afectado.

“Lo importante es buscar ayuda médica”, sostuvo el médico.

Lesión necrótica

El epidemiólogo reconoció que la picadura de ciertas especies de araña, como la reclusa marrón, es capaz de provocar una lesión necrótica profunda en la piel para la cual no existe tratamiento.

“Esa persona tendría que ser luego evaluada por un cirujano plástico o dermatólogo”, dijo Cádiz.

Según informó la doctora Marina Román, directora médica de la capital, la persona afectada por una picadura de un arácnido debe, en primer lugar, lavar el área afectada.

“Tiene que limpiar la herida, aplicar una compresa fría sobre el área y trasladarse a una instalación médica de urgencia”, indicó Román.

De ser posible, agregó, es recomendable llevar consigo a la sala de emergencias el animal que lo picó para que el médico que lo atienda pueda hacerle una consulta al Centro de Control de Envenenamiento (1-800-222-1222) con información más específica sobre el animal y el tratamiento a seguir, incluyendo el antídoto a su veneno.

De acuerdo con Elba Hernández, educadora del Centro de Control de Envenenamiento, el tratamiento para picaduras o mordeduras incluye: analgésicos, antihistamínicos, antibióticos, antiinflamatorios, antitetánica y el antídoto, si es necesario.

“Además de elevar la extremidad afectada y aplicar compresas de agua fría, en algunos casos se marca el área afectada para ir evaluando (si el enrojecimiento e hinchazón que rodea la picadura se extiende o no)”, explicó.

Tags
Cargando..
Domingo 23 de noviembre de 2014
77ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: