Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
8 de mayo de 2013
Puerto Rico Hoy
 

“Es una vergüenza para la familia”

Parientes de los sospechosos no pueden creer lo ocurrido

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

YAUCO - La familia de los tres hermanos nacidos en un campo de este municipio –a quienes se les imputa mantener secuestradas a tres jóvenes durante una década–, no salían ayer de su asombro y expresaron sentirse avergonzados por lo ocurrido.

“Eso es una vergüenza para la familia. Nosotros no somos así. Somos personas criadas con principios morales”, expresó Judith Castro González, prima hermana del padre de los hermanos Castro.

Ariel, Oneil y Pedro Castro, nacidos en el barrio Duey, en Yauco, son los sospechosos del secuestro de tres jóvenes en la ciudad de Cleveland.

“Eso (el secuestro) está muy mal. A mí me dejó sorprendida. Me dijeron que eran primos míos”, dijo Castro González, quien no salía de su asombro tras conocer la noticia.


Explicó que fue una de sus sobrinas quien la llamó para comunicarle que los tres hombres eran parte de su familia, pero no le ofreció detalles de lo que había ocurrido con ellos.

“Yo nunca los he visto. Sé que uno se llama Ariel Castro”, señaló la mujer, quien reside en el sector La Parra, del bario Duey, a pasos de donde estuvo enclavada la casa en que nacieron los hermanos Castro.

Dos residencias más abajo, en la misma empinada cuesta del sector La Parra, vive Monserrate Báez, cuyo esposo Milfon Rodríguez Caraballo era tío de los hermanos Castro.


Báez recordó que eran cuatro hermanos y que “esos muchachos se fueron de este sector bien pequeñitos”.

Los cuatro niños emigraron junto a su mamá –a quien identificó como Lilliam ‘Fredy’ Rodríguez Caraballo– a los Estados Unidos. Era la década de 1970 y buscan cambiar de ambiente. “Ellos no vinieron más (a Yauco)”, aseguró Báez.

“Todos ellos llevan muchos años viviendo por allá”, insistió la mujer, quien aceptó que le sorprendió la noticia de que estos hombres tuvieron secuestradas a tres jovencitas por una década. “Es difícil de creer”, dijo.

A poco distancia del sector La Parra vive la parte materna de la familia de los hermanos Castro.

Nora Caraballo, prima hermana de la mamá de los supuestos secuestradores, dijo que los conoció desde pequeños.

“Para mí ellos eran unos niños tranquilos, pero sabes que las cosas cambian. No podemos opinar de esas cosas, solo que eran una familia bien unida”, dijo.

Caraballo, quien reconoció que ayer no estaba “en condiciones” de hablar con su prima hermana, señaló que viajaba con relativa frecuencia a los Estados Unidos a ver a esa familia.

En esos viajes, según dijo, nunca visitó la casa de los hermanos Castro.

Al preguntársele qué pensaba de lo ocurrido, dijo que “eso es una cosa increíble”.

“No podemos creer una cosa así”, agregó todavía atónita la mujer en la marquesina de una enorme residencia en concreto oculta entre las montañas yaucanas.

Mientras, Idel Feliciano, también primo hermano de la mamá de los tres supuestos secuestradores y quien vive en Pennsylvania, dijo que la noticia lo dejó “en shock”.

“Es increíble porque él, el mayor, Pedro, se veía lo más chévere. Se daba su cerveza, pero se veía tranquilo... era alcohólico”, señaló.

Sobre Ariel dijo saber que tiene una hija. De Oneil no habló.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: