Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
4 de mayo de 2012
Ciencia y Tecnología
 

Evidencia de sacrificios humanos

Hallan tejidos y rastros de sangre en antiguos cuchillos de piedra

 

Por MARK STEVENSON / The Associated Press

MEXICO - Los investigadores mexicanos hallaron una clara evidencia de células sanguíneas y fragmentos de tejidos humanos, incluso músculos, tendones y cabellos, en cuchillos de piedra con 2,000 años de antigüedad, se informó oficialmente ayer.

El hallazgo corrobora claramente los relatos de culturas posteriores sobre el uso de cuchillos afilados de obsidiana en sacrificios humanos, dijo el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México.

Otras evidencias físicas, como marcas de corte en esqueletos humanos, habían ofrecido anteriormente pruebas indirectas de esa práctica. Investigadores en México habían señalado lo que creían eran esencialmente manchas de sangre fosilizadas en cuchillos de piedra desde hace 20 años.

El Instituto dijo que se necesitó de un examen metódico con un microscopio de electrones para identificar positivamente los tejidos en 31 cuchillos del asentamiento prehispánico de Cantona, en el estado central de Puebla.

La colección de cuchillos de piedra se halló entre la poco conocida cultura Cantona, que floreció poco después de la misteriosa ciudad-estado de Teotihuacán. Cantona precedió por más de 1,000 años a los aztecas, el grupo más conocido en la región por sus sacrificios humanos.

Los arqueólogos que encontraron los cuchillos se los dieron hace unos dos años a la investigadora Luisa Mainou, de los laboratorios de restauración del INAH. Con la ayuda de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México, los estudiaron bajo el microscopio y descubrieron que contenían glóbulos rojos y colágeno, así como fragmentos de tendones y fibras musculares.

Aunque los relatos históricos de la época de los aztecas, así como dibujos y pinturas de culturas anteriores, indicaban desde hace tiempo que los sacerdotes utilizaban cuchillos y otros instrumentos para rituales de derramamiento de sangre que no eran mortales, la presencia de los restos de músculos y tendones indican que los cortes eran profundos y tenían la intención de separar partes del cuerpo de la víctima.

“Estos hallazgos confirman que los cuchillos se usaron para sacrificios”, dijo Mainou.

Susan Gillespie, profesora asociada de antropología en la Universidad de Florida, quien no estuvo involucrada en el proyecto de investigación, dijo que a su entender es la primera vez que tales restos de tejidos se habían identificado en cuchillos de obsidiana.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: