Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
12 de febrero de 2013
3:39 p.m. Modificado: 3:55 p.m. Calidad de vida
 

Exigen la renuncia del presidente de la UPR

Estudiantes, investigadores y profesores denuncian mal manejo de millones de dólares en fondos que asigna la Fundación Nacional de Ciencias

 

Por Alba Y. Muñiz Gracia / alba.muniz@gfrmedia.com

Un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Puerto Rico exigió la renuncia del presidente de la UPR, Miguel Muñoz, y de los miembros de su Junta de Síndicos por la situación que ha provocado el mal manejo del dinero que asigna la Fundación Nacional de Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés), que podrían cancelarse definitivamente el mes próximo.

Asimismo, el grupo urgió al gobernador Alejandro García Padilla a intervenir en el asunto que amenaza con perjudicar a cientos de alumnos.

El profesor Jorge L. Colón, investigador del Recinto de Río Piedras, indicó que la comunidad universitaria está unida y dispuesta a "tratar de hacer presión para que se corrija la situación". Agregó que podrían llevar a cabo "acciones de presión en la Legislatura y al Gobernador" y mencionó la posibilidad de una marcha.

La determinación sobre el futuro del dinero dependerá de una visita de representantes de la NSF, pautada para marzo entrante, cuando se corroborará si la UPR ha cumplido con un plan correctivo, del que los profesores obtuvieron copia en octubre pasado.

"En su visita de marzo ellos solicitan que se les demuestre el cumplimiento. La consecuencia de no demostrar cumplimiento es que ellos podrían cancelar todos los fondos de investigación que proveen… Y no se está cumpliendo", planteó Colón.

El profesor indicó que el sistema universitario recibe unos $100 millones de la NSF para financiar investigaciones en todos sus recintos. De esa cantidad, $20 millones se encuentran congelados desde junio pasado, debido a una serie de irregularidades detectadas en el manejo del capital asignado al Centro de Recursos para Ciencias e Ingeniería (CRCI), adscrito a la administración central y al Recinto de Mayagüez.

La treintena de señalamientos detectados hace tres años y que han puesto en peligro ese dinero federal, incluyen irregularidades en las hojas en las que los investigadores documentan las horas trabajadas. El académico observó que algunos han solicitado aparentemente el pago por horas que no han laborado y que en algunos casos representan una doble compensación por el mismo tiempo trabajado.

Como parte del dinero que está congelado, la UPR tuvo que solicitar una línea de crédito de $6 millones al Banco Gubernamental de Fomento (BFG) para costear las investigaciones hasta junio próximo. Según Colón, la NSF ya le notificó a la institución que no le reembolsará el dinero.

"La Universidad va a tener que tener esa deuda ahí, adicional a la crisis fiscal que tiene… Esto es un escenario de crisis porque no hay alternativa de fondos. Esto implicaría cerrar proyectos", puntualizó Colón.

El presidente del Consejo General de Estudiantes (CGE) del Recinto de Mayagüez, Manuel Márquez, expresó preocupación con que la situación perjudique las Becas Pell y represente aumentos en la matrícula o costos extras para los estudiantes.

"Con respecto a esta deuda, dado las implicaciones de lo que la administración ha hecho, especialmente en el 2010, se acumulan las deudas en la universidad y terminan cobrándose a los estudiantes. Nosotros estamos preocupados que esto conlleve un aumento en matrícula y un costo adicional para los estudiantes también", afirmó Márquez en la rueda de prensa efectuada en el vestíbulo de Plaza Universitaria en Río Piedras.

"Una de las implicaciones es que estos programas trabajan bajo unos estándares que son similares. Hay una circular de Casa Blanca que es una certificación de tiempo y esfuerzo, que todos los programas federales tienen que estar cumpliendo. Si el RUM (Recinto Universitario de Mayagüez) o la UPR en general no cumple con esta carta, esto significaría que los otros programas tampoco cumplirían y tendría un efecto en las Becas Pell, que es un programa federal y otros", comentó el dirigente del CGE.

Según Márquez, si todos los programas se suspendieran, se estaría "matando el Recinto de Mayagüez", porque "el 67% de las investigaciones de la UPR" se realizan en ese recinto.

La profesora Annabell Segarra indicó que la NSF pidió específicamente los expedientes de seis investigaciones: tres del Recinto de Mayagüez y tres del CRCI.

El profesor José A. Martínez, investigador del Recinto de Mayagüez, indicó que en la Sultana del Oeste podrían afectarse adversamente unos 600 estudiantes graduados.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: