Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de febrero de 2014
Béisbol
 

Explosivo entrenamiento de José Orlando Berríos

El lanzador prospecto de los Mellizos empuja hasta un auto como parte de su entrenamiento con miras a la venidera temporada en las Menores

 

Por Carlos Rosa Rosa / crosa@elnuevodia.com

La rutina del día se extendió por cerca de una hora y 10 minutos con poco tiempo para descansar. (juan.martinez@gfrmedia.com)

Por un instante, aquella imagen parecía dar la impresión que se trataba de la reconocida competencia ‘el hombre más fuerte del mundo’.

Cuatro jóvenes peloteros de manera individual empujaban una guagua como parte de la rutina de entrenamiento en la Playa Punta Salinas, en Toa Baja. Y el lanzador prospecto de los Mellizos de Minnesota, José Orlando Berríos, era uno de ellos.

Colocaba ambas manos sobre el auto y lo movía con fuerza por una distancia de 15 metros, bajo la supervisión de su trainer, Josué Lionel. Llegaba a un punto y se detenía por un segundo, y lo empujaba de vuelta a su lugar de partida en el estacionamiento. El esfuerzo del joven pelotero era enorme. No bien terminaba con el auto, Berríos salía a toda velocidad hacia a la playa para hacer varias repeticiones dentro del agua y en la arena. Era una rutina que combinaba diversos ejercicios, buscando fuerza y resistencia en los brazos y en las piernas.

Sin duda, fue una jornada muy extrema y explosiva.

Duro entrenamiento para el lanzador José Berríos

“Jamás pensé que fuera hacerlo”, dijo Berríos sobre el ejercicio del vehículo, “pero siempre hay una primera vez”.

“Es parte del entrenamiento. Hemos trabajado fuerte y las expectativas son grandes. Para tener cosas grandes, hay que trabajar en grande”, prosiguió el serpentinero, de 19 años y quien se encamina a su tercera temporada en la pelota profesional.

La rutina del día se extendió por cerca de una hora y 10 minutos con poco tiempo para descansar. Y allí, el exgrandesligas y empleado de la oficina que representa al serpentinero, Ramón Martínez, lucía asombrado con la combinación de ejercicios extremos. “En mis tiempos no se hacía nada de esto”, bromeó el exinfielder con 10 temporadas en las Mayores.

Berríos es parte de la camada de los principales prospectos que la Isla está cosechando en el béisbol organizado. Hace dos años, el bayamonés fue seleccionado en el turno 32 del sorteo de novatos por los Mellizos de Minnesota. Recibió un bono de $1.55 millones por firmar, convirtiéndose en el lanzador boricua con la bonificación más alta en la historia.

Y, recientemente, la reconocida revista Baseball America catalogó al derecho como el quinto mejor prospecto de la organización para este año.

Berríos llegó en octubre a la Isla con la intención de lanzar en la pelota invernal con los Indios de Mayagüez. La organización de Minnesota no le permitió lanzar y él optó por trabajar su físico durante estos cinco meses, después de la experiencia atravesada en la segunda parte de la pasada temporada.

“Una de las situaciones del pasado año fue que sentí cansancio en la segunda mitad. Ya en la cuarta y quinta entrada me descarrillaba. Y no quiero que pasé de nuevo. Hay que romper esa cadena. Por eso he trabajado duro, para mantenerme fuerte todo el año”.

ALTAS EXPECTATIVAS

En el 2013, Berríos jugó en la filial Clase A y recopiló marca de 7-7 con efectividad de 3.99 en 103.2 entradas. Ponchó a 100 y regaló 40 boletos gratis. A principios de marzo se reportará a los campos de las Menores y aspira a comenzar la campaña en una filial más arriba.

“Mi meta es comenzar la temporada en la Clase A fuerte y en la mitad de la temporada hacer el Juego de Futuras Estrellas. Y luego tratar de subir al nivel más alto. Esas son mis expectativas para este año”, expresó Berríos al tener claro que hay muchos ojos de la organización puestos sobre él.

“Sé que la organización tiene altas expectativas conmigo y no quiero defraudar”.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: