Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
3 de julio de 2011
Baloncesto
 

Figura versada y culta

Parecía tener el control de su vida

 

por carlos rosa rosa / crosa@elnuevodia.com

Durante su carrera baloncelística de casi 25 años, José ‘Piculín’ Ortiz siempre se proyectó como una persona versada, preparada e inteligente.

De paso, él posee un Bachillerato en Comunicaciones de la Universidad de Oregon State. No era algo común en la época que él se desarrolló como jugador en la Isla.

Y por dos décadas fue la imagen del Equipo Nacional. Era un líder dentro y fuera de la cancha, y hasta se interesaba en temas sociales, como la lucha de Vieques al llevar una banda en la frente, pidiendo la paz para la isla municipio en el Torneo Premundial en Argentina en el 2001. Ciertamente, era un jugador que lucía tener control absoluto de su vida.

“Si alguien tenía el perfil de una persona profesional era Piculín”, dijo el apoderado de los Cangrejeros de Santurce, Angelo Medina. “Era sumamente intelectual y tenía la capacidad de emprender una vida normal. Era una persona bien enfocada en su carrera y siempre tenía la idea de ayudar a la juventud a la conclusión de su carrera”, indicó Medina, al lamentar que Piculín no tuviera éxito en sus negocios y compartiera amistad con personas que “lo indujeron” al mundo de las drogas, después de su retiro y divorcio.

El uso de drogas en la vida de Piculín, como dijo Medina, era un secreto a voces. Y El Nuevo Día supo que varias personas le ofrecieron a Piculín acudir a un centro de rehabilitación en Cuba. “Siempre ha estado el interés de ayudar a Piculín. El problema fue que él nunca se dejó ayudar”, dijo una persona que prefirió hablar en el anonimato.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: