Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
10 de abril de 2012
8:49 a.m. Modificado: 1:06 p.m. Calidad de vida
 

Gobernador decreta cinco días de duelo por muerte del cardenal

Políticos reaccionan al deceso

Por Frances Rosario / frosario1@elnuevodia.com

El gobernador Luis Fortuño decretó cinco días de duelos y ordenó que las banderas ondeen a media asta ante el fallecimiento del cardenal Luis Aponte Martínez en la madrugada de hoy, informó.

"A nombre del pueblo de Puerto Rico, de mi esposa Lucé y en el mío propio, expresamos nuestro pesar a su familia y a todo el pueblo católico por la partida de nuestro querido cardenal Luis Aponte Martínez, a la vez que sabemos que descansa ante el Señor”, expresó el Gobernador en comunicado de prensa. 

Fortuño agregó que  “su amplia labor sacerdotal y pastoral deja un rico legado espiritual no sólo a los fieles católicos sino a todos los hombres de buena voluntad.  El Cardenal cautivó a todos quienes le conocimos, y que alcanzó por su fidelidad a Dios y su Iglesia, el máximo sitial en la Iglesia Católica en Puerto Rico”.

Lea las reacciones de los políticos ante el fallecimiento de Aponte Martínez:

Luis Fortuño, gobernador

“Con su vida el cardenal Luis Aponte Martínez cinceló la historia de nuestra patria de bendiciones y deseamos que su testimonio de fe y caridad sea un ejemplo vivo para la generación presente y futura. Puerto Rico está de luto pero estamos seguros que al fin se ha cumplido el sueño de Su Eminencia… abrazar a la Virgen de la Providencia que sabemos guardaba gran amor y devoción y a su Hijo Jesús”. 


Alejandro García Padilla, presidente del Partido Popular Democrático

“Los puertorriqueños de todos los credos estamos tristes. Puerto Rico ha perdido hoy al principal líder de la Iglesia Católica puertorriqueña de nuestros tiempos. Luis Aponte Martínez era un hombre de su gente. Humilde en su nacimiento y en su crianza, conocedor del pueblo trabajador, cercano a él, tuvo a su cargo el inicio de una nueva etapa en la Iglesia Católica de Puerto Rico. Luis Aponte Martínez encabezó una reivindicación importante en la religiosidad de nuestro pueblo. Aponte Martínez en San Juan y Fremiot Torres Oliver en Ponce, fueron los pioneros de un episcopado católico esencialmente puertorriqueño. En el Siglo 20, es con Aponte Martínez que los obispos y el pueblo católico de nuestro país comenzaron a hablar una misma voz, abrazaron una misma cultura. De esa forma pudieron construir juntos una pastoral verdaderamente puertorriqueña… Es momento para que el liderato del país repiense el debate de esta jornada política, para que todos se enfoquen en ideas para solucionar los problemas de la gente, y así, se desista del ataque personalista. Me uno al duelo del país ante el fallecimiento del Cardenal”.


Rafael Hernández Colón, exgobernador

"La muerte del cardenal Luis Aponte Martínez es una gran pérdida para Puerto Rico. No solo fue nuestro primer cardenal, sino que se desempeñó en esa posición con una gran sabiduría, interviniendo en todos los concilios efectuados desde la muerte de Pablo VI, quien lo nombró Cardenal. Tenía el afecto y el respeto de todos los puertorriqueños y se desempeñó magistralmente en las posiciones que ocupó en la iglesia como párroco de Aibonito, obispo de Ponce, arzobispo de San Juan y cardenal. Le conocí cuando era Obispo de Ponce y le serví como su abogado en la década del sesenta en relación a unos litigios de la iglesia.  Siempre tuvimos una entrañable amistad. Estuve con él en el Auxilio Mutuo y esperaba que se recuperara, pero el Señor ha dispuesto de otra manera".


Sila María Calderón, exgobernadora 

"He sentido profundamente el fallecimiento de su Eminencia Luis Cardenal Aponte Martínez. El cardenal Aponte Martínez fue mi consejero y amigo de muchos años. Hombre gallardo, jovial y de características muy puertorriqueñas; fue defensor incansable de la Iglesia Católica y de sus preceptos. Me uno al pesar de los feligreses de la Iglesia Católica de Puerto Rico y sus familiares ante su partida.  Ruego por el descanso de su alma.  Mis oraciones están con él.


Aníbal Acevedo Vilá, exgobernador

“Mi familia entera y yo nos unimos a la enorme tristeza que ha causado esta mañana conocer sobre el fallecimiento de ese extraordinario ser humano y puertorriqueño que fue el cardenal Luis Aponte Martínez. Su bondad, su dedicación, su amor por Puerto Rico y por el prójimo, así como su fe extraordinaria nos dieron lecciones siempre de lo que podemos llegar a ser cuando actuamos y vivimos nuestra vida partiendo del amor y del respeto hacia los demás. No solo el pueblo católico, sino todo Puerto Rico sufre su partida con fervor y tristeza, pero también con la satisfacción de haber orado a su lado por las causas buenas y justas para todos los puertorriqueños. Que su alma descanse siempre en paz”.


Pedro Pierluisi, comisionado residente

“El cardenal Luis Aponte Martínez le sirvió ejemplarmente a su Iglesia ,puso a Puerto Rico en lo más alto y vivió amando al prójimo como Cristo nos enseñó”.


José Serrano, congresista boricua

"Nos aflige la muerte del cardenal de Puerto Rico, Luis Aponte Martínez, quien siempre promovió un mensaje de  paz y unidad dentro de la familia puertorriqueña. Fue el primer cardenal puertorriqueño, función que desempeño con gran distinción durante muchos años. Desde sus inicios como sacerdote en la década de 1950, sus años como arzobispo de San Juan y como Cardenal, nos recordó la importancia de que nuestro pueblo se uniera y buscará un terreno común. Nuestra familia puertorriqueña se hizo más fuerte por el trabajo que desempeñó y el mensaje que predicó.  Estamos agradecidos por eso. Su mensaje va a vivir en los corazones y la memoria de los puertorriqueños, a los que sirvió y guió durante tantos años."


Rafael Cox Alomar, candidato a comisionado residente del PPD

''Puerto Rico pierde hoy a un guía espiritual y máximo líder de la Iglesia Católica que consagró su vida, no solo a fortalecer nuestros valores cristianos, sino a exaltar principios de convivencia social y respeto a la dignidad humana. Como puertorriqueños y católicos practicantes, nos concedió el orgullo de convertirse en el primer hijo de esta tierra en ser honrado con el titulo de cardenal, posición esa de mayor jerarquía en la Iglesia Católica. Hoy, además de recibir con tristeza la noticia de su fallecimiento, debemos hacer un recuento de la trayectoria de su vida y las contribuciones que hizo a la educación, desde la Superintendencia de Escuelas Católicas, forjando ciudadanos de bien Que sea su partida un momento para celebrar una vida con propósito que nos sirva de inspiración y modelo a emular”. 


Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado

"El cardenal Aponte Martínez no tan solo se distinguió por predicar la palabra de Dios desde el púlpito sino por ejemplificarla a través de toda su vida mediante el amor al prójimo particularmente a las personas humildes y necesitadas de aliento espiritual en nuestra Isla. Fue un hombre de Dios con un verbo firme pero humilde de corazón que fomentó la unidad, por lo que se ganó  el respeto no tan solo de los miembros de la Iglesia Católica sino  de distintas denominaciones religiosas. A la comunidad católica, familiares, amigos y seres queridos de nuestro Cardenal mis más sinceras condolencias en estos momentos”. 


Jorge Santini, alcalde de San Juan

"Hoy Puerto Rico pierde un gran puertorriqueño  que dedicó su vida al cristianismo, era el Cardenal de Cardenales. Su compromiso social y religioso lo convirtió en ser el primer puertorriqueño en llegar al título de cardenal.  El religioso lamentablemente no pudo salir del Hospital Auxilio Mutuo donde estuvo por  más de un mes por un problema cardiaco.  Pero sé que está al lado del Todo Poderoso. A nombre de mi familia y los sanjuaneros  nuestro más sentido pésame. Aquí en la Capital declaramos 5 días de duelo". 


Héctor O'Neill, alcalde de Guaynabo

“El Cardenal no sólo sembró la fe y la esperanza en nuestros corazones, sino que supo guiar a generaciones de jóvenes hacia el camino correcto a través de sus oraciones, de sus mensajes en las misas, en las comunidades, en los medios y a través del periódico que bajo su liderato adquirió la Iglesia, El Visitante. Ahora,  seguirá el camino que Dios le ha dispuesto... el descanso eterno, dejándonos una abultada obra cristiana arraigada en los corazones de todos los que compartimos su gran trayectoria eclesiástica y reconocemos su extraordinaria labor en el campo social”. 


Aníbal Vega Borges, alcalde de Toa Baja

“La ausencia física de Luis Aponte Martínez nos deja con el pesar de haber perdido a un padre que supo encaminar nuestros pasos colectivos hacia metas constructivas de desarrollo como sociedad, sin olvidar nuestros valores fundamentales y sin perder de vista un horizonte de progreso y de convivencia en concordia. Siempre recordaré al cardenal como un líder que procuró vigorizar con su palabra y acción, los valores que definen a nuestra sociedad, alentando a los jóvenes hacia las recompensas que brinda el estudio y al matrimonio hacia la fidelidad y la comprensión”.


Martín Vargas Morales, alcalde de Guánica

“Es un momento de gran pesar, pero debemos tener en cuenta que no es una vida tronchada, más bien es una vida completada. Mi llamado a todo el país es a continuar los legados de fe, esperanza, unidad familiar y valores que durante sus años de servicio apostólico propagó a todos los puertorriqueños. Aponte Martínez nos enseñó el valor de la religión como camino único a la vida perfecta. Nos mostró como nutrir nuestra alma de Cristo, y como impulsar nuestros corazones a amarle vehementemente. Sigamos sus pasos y seamos fieles a su filosofía de verdad, justicia, amor y libertad como condiciones esenciales para la paz”.


Marcos "Turin" Irizarry,  exalcalde de Lajas 

"Los lajeños lloramos hoy la pérdida de un compueblano que ofreció paz a esta bendita tierra, Puerto Rico. Se nos fue un verdadero hermano, amigo del alma, consejero personal y chispa de la jocosidad eterna, nuestro querido Luis Cardenal Aponte Martínez”.


Iris Miriam Ruiz, Procuradora del Ciudadano

“Su influencia en nuestra vida cotidiana sirvió para fortalecer los cimientos de la sociedad durante épocas de cambio social, político y cultural, promoviendo la difusión de las garantías constitucionales de igualdad de derechos para todos, solidaridad con el prójimo y sana convivencia”.


María “Mayita” Meléndez, alcaldesa de Ponce

“Me uno a la pena que embarga a todo el pueblo puertorriqueño y muy en especial a la familia del cardenal Luis Aponte Martínez,  ante la noticia de su fallecimiento. La iglesia católica pierde a unos de sus prelados más destacados en la historia religiosa puertorriqueña”.


Carmen Yulín Cruz, representante y candidata a alcaldesa de San Juan por el PPD

“Que descanse en paz el cardenal Luis Aponte Martínez. Mis respetos a su vida y a su memoria”.


Eduardo Bhatia, senador

“Celebremos una gran vida. Mi profundo pésame a la familia del cardenal Luis Aponte Martínez, a la Iglesia y Puerto Rico ante su fallecimiento”.


Norma Burgos, senadora y candidata a alcaldesa de Caguas

"Hoy todos los cristianos y puertorriqueños nos sentimos apenados con la partida física de un hombre de Dios, que demostró una manera distinta de servir al prójimo.  Su trayectoria dentro de la Iglesia Católica y su desempeño como Pastor de un pueblo demuestran que nuestro querido Cardenal Luis Aponte Martínez, lo movió siempre el amor profundo al Todopoderoso.  Estoy segura, que la fortaleza que exhibió durante su convalecencia en el hospital, era parte de su preparación espiritual para la nueva etapa a la que aspiramos todos los cristianos, la vida eterna.  Descanse en paz".


José Rosario Meléndez, alcalde de Cataño

“Siento profundamente su partida. Fue un defensor de la Palabra del Señor y un hombre intachable. Contra viento y marea, muchas veces sin recursos, Aponte Martínez abrió el Albergue Santo Cristo de la Salud para que los pacientes de SIDA tuvieran servicios médicos y atención especializada. Siempre que Puerto Rico necesitó de su ayuda, estuvo presente”. 


María Milagros Charbonier, candidata a representante por acumulación

 “Nuestras oraciones se encuentran esta mañana con la familia del cardenal Aponte Martínez, su familia inmediata y su gran familia extendida. Hoy Puerto Rico pierde un gran hombre que dedicó la mayor parte de su vida a trabajar por las causas de los menos privilegiados de nuestra sociedad. La gran aportación social que realizó Aponte Martínez será su legado al Puerto Rico que tanto amo”. 



Cargando..
Lunes 28 de julio de 2014
87ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: