Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
24 de febrero de 2014
10:12 a.m. Calidad de vida
 

Graduación acelerada en la escuela pública

El Departamento de Educación permitirá que estudiantes talentosos que hayan sido admitidos a universidades se gradúen al terminar el undécimo

 

Por Keila López Alicea / keila.lopez@elnuevodia.com

Entre los nuevos requisitos, están las 40 horas de servicio comunitario que tendrán que cumplir los estudiantes de escuela intermedia antes de graduarse. (Archivo)

No todos los jóvenes aprenden de la misma forma y a la misma velocidad. En reconocimiento a esto, el Departamento de Educación amplió su política para permitir que estudiantes de undécimo grado con un aprovechamiento académico sobresaliente puedan graduarse de escuela superior sin tener que pasar por el cuarto año.

“Es parte de nuestro proyecto PK-16 para incentivar y promover que los estudiantes vayan a la universidad”, sostuvo el secretario del Departamento de Educación, Rafael Román.

La iniciativa servirá como incentivo para los estudiantes  con los aprovechamientos académicos más altos. Para poder graduarse antes de tiempo, los jóvenes deben tomar las pruebas del Programa de Evaluación y Admisión Universitaria del College Board y evidenciar que fueron aceptados a una institución de estudios postsecundarios.

“Los estudiantes que aprueben el examen del College Board con una puntuación de 3,000 o más, que aprueben las Pruebas Puertorriqueñas con tres avanzados y un proficiente, que tengan un promedio de excelencia, se les va a dar la oportunidad de certificarlos como graduados. El objetivo es que si el estudiante ha demostrado que tiene las competencias, no hay razón para que lo tengamos un año adicional en la escuela superior”, explicó Román. Esto aplicará para los estudiantes que entren a décimo grado a partir de este agosto.

Este es solo uno de los cambios establecidos en la nueva Carta Circular de Organización Escolar firmada por el secretario a principios de mes. Esta carta es el documento que establece la política pública que se seguirá en las escuelas públicas el próximo año escolar en términos de cómo se organizarán las clases, cuáles son los requisitos de graduación y cómo se manejará el horario lectivo, entre otros asuntos.

Actualmente, es posible  completar la escuela superior en dos años adelantando cursos durante el décimo y undécimo grado y en los veranos para aprobar los 21 créditos necesarios en menos tiempo. Los exámenes libres son otro método para adelantar la escuela superior.  

No obstante, la nueva carta circular permitirá que  obtengan su certificado de graduación con  solo 14 créditos, señaló el secretario.

Asimismo, escuelas públicas como el Centro Residencial de Oportunidades Educativas de Mayagüez (CROEM) ya gradúan estudiantes de 16 años, un año antes que el promedio, destacó Román.

“Esta es una medida para estimular que los estudiantes continúen los estudios universitarios y atendemos a una población que, por mucho tiempo, seguimos teniendo y no le damos los servicios que requieren, que son los talentosos”, comentó el titular de Educación.

Como parte de los nuevos requisitos de graduación para los estudiantes de escuela superior, a partir del próximo año todos tendrán que tomar el College Board. Mediante la Ley de Igualdad de Oportunidades y Acceso a la Educación Superior, firmada el año pasado, los estudiantes de décimo y undécimo grado de escuelas públicas podrán tomar el examen de forma gratuita en sus planteles.

Asimismo, ahora los estudiantes de escuela superior deberán cumplir con 20 horas  en actividades relacionadas con la exploración ocupacional. Este requisito será definido a través del Programa de Consejería Escolar, pero podría incluir actividades como visitas a instituciones de educación postsecundaria, señaló el titular de Educación.

Todos estos cambios van dirigidos a cumplir con el Principio I del Plan de Flexibilidad aprobado el año pasado por el gobierno federal, el cual establece la necesidad de impulsar las expectativas postsecundarias y profesionales de todos los estudiantes.

“Esta es la primera carta circular que está alineada al Plan de Flexibilidad que aprobó el gobierno federal. Estamos enfocados en fomentar esa transición de los estudiantes hacia la educación superior”, expresó Román.

El Plan de Flexibilidad es un complejo plan educativo creado para eximir a Puerto Rico de tener que cumplir con  varios de los requisitos de la ley federal No Child Left Behind (NCLB). Este plan le permite a la agencia local mayor flexibilidad en el uso de ciertos fondos federales asignados al sistema de enseñanza público a cambio de implantar nuevos métodos para medir el aprovechamiento académico de los estudiantes de escuelas públicas para garantizar que estos demuestren un progreso en su aprendizaje año tras año. 

Atención a la reposición

 La nueva carta circular mantiene en 21 la cantidad de créditos que deben aprobar los estudiantes de intermedia y superior para obtener sus diplomas. En el nivel elemental se mantienen los mismos requisitos de graduación en torno a las materias básicas y la inclusión de cursos de educación física, salud y bellas artes. El documento también mantiene los periodos lectivos de 50 minutos desde el cuarto hasta el duodécimo grado. Sin embargo, para agosto sí aumentarán los requisitos de graduación para los estudiantes de escuela intermedia, pues estos ahora deberán completar 40 horas de servicio comunitario entre el séptimo y el noveno grado. Este requisito ya existe a nivel superior y aplicará para los estudiantes que entren ahora a séptimo grado.

“Esto promueve el desarrollo del estudiante como líder, emprendedor, ético y miembro activo de diversas comunidades”, reza la carta circular.

Además, a partir del próximo año no se permitirá que se matriculen en la escuela superior estudiantes que hayan terminado el noveno grado pero les falte uno o dos créditos de nivel intermedio. Estos alumnos deberán tomar los créditos que les faltan en verano para poder pasar a décimo grado, contrario a años anteriores cuando se les permitía matricularse en escuela superior y tomar cursos de nivel intermedio de forma simultánea.

 En cuanto a la reposición de cursos por fracasos, tanto en nivel intermedio como superior, la nueva carta circular solo permitirá que se repongan en verano en instituciones que exijan que los estudiantes tomen la clase de forma presencial y no a través de módulos.

El documento además tiene, por primera vez, toda una sección dedicada a las normas que regirán la admisión a prekinder. No obstante, Educación solo impulsará que exista al menos un grupo de prekinder en cada municipio y no en cada escuela debido a la falta de fondos, reconoció el secretario. Estas nuevas directrices para el próximo año escolar contienen varios elementos “interesantes”, a juicio de la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz.

“La carta circular tiene algunos puntos que son positivos, pero hay que analizarlos con mayor profundidad para determinar su impacto. Hace bastante referencia al nuevo plan de flexibilidad, y ese plan impone una rigurosidad y unas cargas fuertes al maestro”, sostuvo Díaz.

En un intento por reducir la burocracia en el sistema educativo, el documento modifica la forma en que los directores deben realizar el proceso para establecer cuántos maestros y grupos tendrán en su escuela y cómo se organizará el periodo lectivo, lo que se conoce como la organización escolar. Este proceso, que ya se debe estar iniciando en las escuelas, ahora se realizará solo entre la escuela y la región educativa, sin tener que involucrar al distrito escolar como sucedía antes.

“En la planificación (para realizar la organización escolar) ahora se habla específicamente de que el director debe considerar las plazas de los maestros que se van a retirar. Estos son cambios que llaman la atención”, expresó la presidenta de la Asociación.

“Si estos cambios son positivos o negativos, habrá que ver cómo se relaciona la Carta Circular con el Plan de Flexibilidad”, añadió Díaz.

Más cambios

Esta carta circular, la número 25 del año escolar 2013-2014, es solo uno de varios cambios de política pública que se establecerán para el próximo año escolar.

El secretario señaló que la agencia continúa trabajando en una revisión curricular que  deberá estar lista en las próximas semanas.

“Estamos, ahora mismo, en un proceso de revisión de los estándares y expectativas de materias por grado. Por lo menos, los nuevos estándares de español e inglés deben estar listos para el 28 de febrero”, señaló Román.

Asimismo, en los próximos meses, se darán a conocer más cambios para el nivel intermedio, una iniciativa de esta administración para manejar la deserción escolar.

“Viene una reforma para nivel intermedio, ciertamente vienen cambios pronto que se van a implementar en agosto”, indicó el secretario.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: