Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
5 de febrero de 2013
Negocios
 

Hacienda congela miles de cuentas

Ante la crítica situación fiscal el Gobierno intensifica sus esfuerzos contra los evasores

 

Por Joanisabel González / joanisabel.gonzalez@elnuevodia.com

A solo días de anunciar el aumento y extensión del controversial arbitrio a corporaciones foráneas, el Departamento de Hacienda ha congelado miles de cuentas bancarias con la expectativa de recobrar millones de dólares en contribuciones no pagadas.

Particularmente, Hacienda ha puesto el ojo en los comercios que adeudan el Impuesto a la Venta y Uso (IVU), estrategia que comenzó en diciembre pasado y que se intensificará ahora, dijo la secretaria de Hacienda, Melba Acosta.

Según la funcionaria, la dependencia ha aumentado su volumen de embargos, de unas 700 solicitudes al mes a unas 750 por semana, para un total mensual de unos 3,000. De ese volumen mensual de solicitudes de embargo, aproximadamente un millar está vinculado al Impuesto a la Venta y Uso (IVU).

“No hay tiempo que perder. La situación está difícil”, dijo Acosta al señalar que como cualquier otra entidad, el Gobierno trabaja mes a mes para asegurarse de que tiene dinero suficiente para pagar sus obligaciones.

Hacienda estima que en este mes, los ingresos que recibirá serán más bajos que las obligaciones que tiene que pagar, tal y como reportó El Nuevo Día en diciembre pasado.

El problema es que el balance negativo en caja podría ser mayor a raíz del poco dinamismo que tuvo la economía en la segunda mitad del año pasado y que supuso un regreso a terreno a negativo. Hasta enero, Hacienda había recibido unos $258 millones menos que lo estimado en el presente año fiscal.

Según Acosta, enmendar el arbitrio a las corporaciones foráneas, junto a otras estrategias como los embargos, permitiría que el Gobierno lidie con su déficit de caja. En el caso del arbitrio, la medida se haría efectiva este mismo mes.

Acosta no precisó a cuánto ascienden las cuentas por cobrar de Hacienda. Dijo no obstante, que el proceso de embargo provee mecanismos para que el contribuyente apele o refute las determinaciones de la agencia.

Estimados previos de Hacienda señalaban que la agencia tenía deudas por cobrar de unos $2,000 millones. De igual forma, en el caso del IVU, se estimó que aún cuando los individuos pagan el impuesto al consumo, cada año, unos $700 millones de ese impuesto no llegan a Hacienda.

elogian movida fiscalizadora

Ayer, el aumento propuesto en el llamado arbitrio de 4% y la congelación de cuentas eran tema obligado en los círculos contables y empresariales y ambas movidas, aunque separadas, dejan a la luz que el Gobierno continúa en una posición precaria fiscalmente hablando.

“Debimos hacerlo (los embargos) hace tiempo”, dijo el contador público Juan Zaragoza al reconocer que la práctica debió emplearse antes, pues ahora se da la impresión de que el Gobierno está “desesperado” por obtener más ingresos.

“El Gobierno no está en su mejor momento ni en liquidez ni en solvencia. Es un gobierno que todavía no está positivo y tiene que hacer un poco de gestión de cobro”, coincidió por su parte Kenneth Rivera, presidente del Colegio de Contadores Públicos Autorizados.

Rivera reconoció la iniciativa, aunque reconoció que en algunos casos, las deudas imputadas son mayores a lo que, en realidad, adeudan los contribuyentes.

Poco margen

Según Rivera, al presente, el Gobierno “no tiene un abanico de alternativas tan grande”, por lo que el aumento del arbitrio era “previsible”, así como intensificar las acciones de cobro.

“Cuando miras las partidas del Gobierno, todas se han mantenido estáticas o han bajado y la fuente sobre la que tienen algo de control era el arbitrio”, manifestó Rivera.

En tanto, Zaragoza –quien cree que en Puerto Rico se ha abusado de la palabra “reforma”– sostuvo que la situación actual pone de manifiesto la necesidad de dar una mirada al sistema contributivo con un todo.

Por un lado, Zaragoza sostuvo que Puerto Rico no debiera descartar el IVU como mecanismo impositivo, pero insistió en que también urge mirar la contribución mueble, inmueble y hasta las patentes municipales, las que de paso “están al garete”, indicó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: