Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de junio de 2014
11:21 p.m. Modificado: 23 de junio de 2014 00:57 a.m. Calidad de vida
 

Empleados del Cardiovascular y ASEM están en paro

La manifestación, que fue aprobada la semana pasada, se espera dure 24 horas

 

Por Brenda I. Peña López / brenda.pena@gfrmedia.com

Manuel Perfecto, presidente de la UGT, indicó que el paro fue aprobado por la matrícula del gremio la semana pasada, en votación secreta. (Archivo)

Decenas de empleados del Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe y la Administración de Servicios Médicos (ASEM) del Centro Médico de Río Piedras, afiliados a la Unión General de Trabajadores (UGT), iniciaron anoche un paro de 24 horas para protestar por la recién aprobada Ley de Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno.

A las 11:00 p.m., los trabajadores se vistieron con las camisetas violetas de su sindicato y comenzaron a cantar consignas alusivas a la lucha que desde hace semanas mantiene el sector obrero del País por las repercusiones que la Ley 66 tendría en sus beneficios y derechos adquiridos.

Manuel Perfecto, presidente de la UGT, indicó que el paro fue aprobado por la matrícula del gremio hace dos semanas, en votación secreta, y que las administraciones de ambos hospitales fueron informados con tiempo suficiente para hacer los arreglos de personal correspondientes, de manera que no afectaran los servicios.

"Hay una diferencia significativa, en términos de lo que es el trabajo en alguna oficina, por ejemplo, a lo que es el trabajo en un hospital, donde hay unos requisitos y unas responsabilidades mayores", señaló Perfecto.

"Notificamos al patrono. Hemos estado en conversaciones, tanto con la gerencia de ASEM como del Cardiovascular. Nosotros tenemos en ambos hospitales un equipo de profesionales que están disponibles en la eventualidad de que ocurra un percance y la gerencia no pueda dar a basto con los casos que surjan. Y una vez terminen de manejar los casos, los compañeros se reintegran a los procesos del paro de 24 horas", abundó el líder sindical.

Ante los rumores que han surgido sobre la posibilidad del paro general, anunciado la semana pasada por líderes de más de una treintena de sindicatos, comience durante esta madrugada, Perfecto expresó que la matrícula de la UGT solo votó por la manifestación que concluye mañana a las 11:00 p.m. y que para una acción más prolongada o de tiempo indeterminado tendría que realizar una nueva consulta.

“Yo no tengo autoridad para convocar a una actividad de más de 24 horas. Tendría que consultar a la matrícula. Es la matrícula la que nos haría el planteamiento de si se prolonga (el paro) y tendríamos nosotros que notificar nuevamente al patrono porque hay una diferencia con los empleados de una institución hospitalaria y es que nosotros no vamos a dejar que ninguna persona que venga a buscar servicios a las instituciones pierda la vida porque no hay nadie que lo pueda atender”, sostuvo.

A las 12:00 a.m., cerca de unos 500 trabajadores se mantenían en la plazoleta ubicada frente a la sala de emergencias de ASEM y frente a la entrada del Centro Cardiovascular con carteles y coros.

“Obreros unidos, jamás serán vencidos”, repetían.

Luis Ramos Dones, enfermero de la sala de operaciones de ASEM, manifestó que con la Ley 66 el gobierno deja sus convenios colectivos inefectivos y les resta beneficios negociados por más de tres décadas.

“Lo que pretende el patrono es que volvamos a empezar en cero. Nosotros lo que hemos conquistado en estos años de lucha sindical ha sido cuesta arriba con este tipo de manifestaciones. Hoy, nuevamente, tenemos que abandonar nuestro hospital y tirarnos a la calle con vergüenza porque esto no le debió haber pasado a los sistemas de salud que bastante colapsados están y tantos profesionales siguen abandonando la Isla, al crear este tipo de inestabilidad económica”, sentenció el enfermero.

Ramos Dones indicó que la UGT no descarta retomar la mesa de negociaciones con el patrono, pero objetó la acción de la administración de Alejandro García Padilla de suprimir los convenios colectivos de los empleados unionados mediante las disposiciones de la Ley 66.

Asimismo, afirmó que los afiliados de dicho sindicato favorecen al paro general, para el cual no se ha divulgado fecha.

“No descartamos ningún tipo de movimiento nacional en este momento. No descartamos en ningún momento ejecutar ese voto porque la matrícula así lo ha expresado, que si tienen que unirse a un paro nacional, si el gobierno sigue con su terquedad de atosigarnos esta reforma de ley fiscal, así lo harán”, manifestó.

Por su parte, Ada Quiñones, técnica de farmacia en ASEM, resaltó que los empleados de ambos hospitales se mantienen en lucha por la defensa de sus derechos. Más allá de solicitar aumentos de salarios, la batalla, según explicó es porque con la firma de la Ley 66 se afectarán beneficios como las licencias por enfermedad, diferenciales por turno y riesgo y las aportaciones patronales a su seguro médico. Todos estos derechos han sido negociados, a través de los años con sus patronos y se han garantizado en sus convenios colectivos.

“La única intención del gobierno es poner la crisis económica sobre los hombros de los de la clase trabajadora. Ya fue la Ley 7, sacrificaron a muchos empleados, ¿van a seguir sacrificando al servidor público?”, cuestionó Quiñones.

Se espera que en horas de la mañana más afiliados a la UGT se unan a la manifestación.


Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: