Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de noviembre de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Invadidos por las antenas

Alrededor de 1,440 torres de telecomunicaciones pueden encontrarse a lo largo y ancho de Puerto Rico

 

Por Gerardo e. Alvarado León/galvarado@elnuevodia.com

En Puerto Rico existen unas 1,440 torres de telecomunicaciones o antenas, cifra que puede considerarse elevada o excesiva al tomar en cuenta las dimensiones geográficas de la Isla.

Aunque hay leyes y reglamentos que rigen la construcción, instalación y ubicación de estas torres, las propias agencias reguladoras reconocen que,  a veces, las “exigencias tecnológicas” y el “interés público” impiden que se cumpla con las distancias mínimas requeridas entre antenas y casas.

“Esto es una invasión de antenas, es algo ilógico... Y el chiste es que todos nosotros, todos los días, nos quedamos sin señal en los celulares”, expresó la licenciada Aleida Centeno, presidenta de la Comisión de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados.


“Por muchos años, la construcción de estas torres careció de controles y cada compañía tenía la suya, lo que explica la proliferación y la preocupación sobre su impacto a la salud”, agregó el planificador José Rivera Santana.

Precisamente, las comunidades opuestas a la proliferación de torres de telecomunicaciones –que pueden encontrarse en todo el país– plantean que la cercanía a estas estructuras pone en riesgo su salud, ya que emiten contaminación electromagnética.

Los argumentos de las comunidades toman fuerza con la conclusión que consignó este año la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OMS encontró que la exposición a microondas, específicamente  de  teléfonos celulares, aumenta en un 40% las probabilidades de desarrollar tumores cetrebrales benignos o malignos.

Según el doctor Iván Figueroa Otero, cirujano pediátrico retirado, las microondas de los teléfonos celulares son las mismas que emiten las torres de telecomunicaciones.

“Una microonda puede afectar la función del cerebro”, dijo Figueroa Otero, tras hacer referencia a estudios que relacionan la contaminación electromagnética con cáncer, autismo, Alzheimer, Parkinson y otros males.

No obstante, el galeno reconoció que estos estudios no son concluyentes, argumento que usan las compañías que construyen antenas para defender su trabajo. Ese argumento también es utilizado por las agencias.

Niegan proliferación

Tal es el caso de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones (JRT), cuya presidenta, Sandra Torres, rechazó “el mito de la radiación” y “el mito del cáncer” en torno a las antenas.

Torres también rechazó que en Puerto Rico proliferen las torres de telecomunicaciones pues, a su juicio, la Ley 89 del 6 de junio del 2000, según enmendada, se encarga de evitarlo.

¿Cómo se evita?, se le preguntó.

“No se pueden colocar torres nuevas hasta tanto las existentes se hayan llenado de antenas y platos de microondas. Si la torre se llena y hay una necesidad, se hace lo que se conoce como una variación. Para que se dé la variación, el proponente tiene que demostrar que estudió otras tres alternativas y no fueron viables”, respondió Torres.

Jesús Hernández, técnico de infraestructura y tecnología de la JRT, precisó que, de las 1,440 torres de telecomunicaciones en la Isla, puede identificarse la ubicación de 840, mientras que las restantes “son confidenciales” porque se consideran infraestructura crítica.

Ni una antena más

El ingeniero Abad Brito, portavoz del comité “Ni una antena más”, explicó que las comunidades se oponen a las torres no solo por sus posibles impactos a la salud, sino también porque los contratistas “suelen incumplir” con los requisitos de notificación.

“También está en juego la estética de las comunidades y la seguridad de las familias, ya que estas torres pueden derribarse”, afirmó Brito.

Pero Dennisse Méndez, principal oficial de operaciones de QMC Telecom, compañía dedicada a la construcción de torres, rechazó esos argumentos.

Negó, además, que este sea un negocio lucrativo y que exista una proliferación de antenas. Reconoció, sin embargo, que la topografía local y los avances tecnológicos justifican su instalación.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: