Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
24 de febrero de 2014
2:29 p.m. Política
 

Irregularidades en el municipio de Maunabo

Informe de la contralora deja al descubierto malos manejos de fondos públicos

 

Por Miguel Díaz Román / mdiaz2@elnuevodia.com

El informe de la contralora indica que el municipio que dirige Márquez arrastraba un déficit para los años fiscales del 2008-2009 de $2.5 millones; $2.6 millones para el 2009-2010, y $2.6 millones para el 2010-2011. (Archivo)

A pesar de encarar un déficit acumulado de $7.8 millones entre el 2009 y el 2011, el alcalde de Maunabo, Jorge L. Márquez Pérez, avaló desembolsos más allá de los fondos depositados, lo que provocó que la entidad bancaria donde el municipio tiene sus cuentas le impusiera cargos por sobregiros ascendentes a  $39,272, según señaló un informe de auditoría de la Oficina del Contralor.

El informe, que contiene 48 páginas en las que se comentan 16 hallazgos, se suma a una larga lista de otros alcaldes señalados por las mismas faltas fiscales y administrativas. Esta auditoría también indica que se detectaron irregularidades en la obtención de cotizaciones para el alquiler de un vagón para tirar escombros, que finalmente fue alquilado sin que se formalizara un  contrato.

Otro de los hallazgos es una serie de irregularidades en la contratación de servicios de reparación de vehículos sin obtener propuestas, la adquisición de servicios y materiales o equipos sin obtener cotizaciones y  falta de certificaciones en los comprobantes. La auditoría señala que el municipio no tiene centralizado el proceso de solicitud de cotizaciones y además le imputa deficiencias con las actas de la junta de subastas. 

Según el informe, el municipio de Maunabo arrastraba un déficit para los años fiscales del 2008-2009 de $2.5 millones; $2.6 millones para el 2009-2010, y $2.6 millones para el 2010-2011. A su vez, en esos años el ayuntamiento arrastró déficit que representaron un 27% del presupuesto para el 2008-2009;  un 37% para el 2009-2010,  y un 24% en 2010-2011. 

Mientras existía esa difícil situación económica, el alcalde Márquez Pérez permitió que se emitieran sobregiros por valor de $213,475 contra el fondo operacional y otros $48,724  contra 7 fondos especiales. Ante esa situación la entidad bancaria, emitió de julio de 2009 a diciembre de 2011 cargos por $39, 272 por sobregiros en las cuentas de nómina, a la cuenta corriente  y en 15 cuentas especiales.  

En un breve comentario, la auditoría añadió que en medio de esa economía precaria, existían tres demandas civiles presentadas contra el municipio que estaban pendiente de resolución y cuyo valor ascendía a $303,000 por daños y perjuicios y por incumplimiento de contrato.  

El informe denuncia que el ayuntamiento incurrió en transferencias de crédito entre partidas presupuestarias contrarias a la ley, produjo certificaciones de sobrantes no requeridas, previo a la autorización de las transferencias de crédito y otras no informadas a la legislatura municipal, según corresponde. También se señala al ejecutivo haber usado fondos en contra de uso asignado por la Legislatura de Puerto Rico  y deficiencias relacionadas con la contratación de una empresa privada para la operación y la administración del Complejo Turístico Mauna Caribe.

Otro de los hallazgos son deficiencias relacionadas con los comprobantes de desembolso y sus justificantes, créditos no obligados al momento de otorgarse los contratos; atrasos en el pago de deudas a agencias gubernamentales, donativos otorgados sin la aprobación de la legislatura municipal e informes no rendidos sobre el uso dado a los fondos donados.

La auditoría sostiene que el municipio tuvo deficiencias relacionadas con las recaudaciones y con los cheques en blanco y falta de fiscalización por parte de la unidad de auditoría interna, mientras la Comisión de Asuntos de Auditoría de la legislatura municipal estaba inoperante.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: