Top de la pagina

De Viaje

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
22 de enero de 2013
1:23 p.m. Modificado: 1:43 p.m. De Viaje
 

Isla del Sol: Un viaje de ensueño

La isla boliviana en el Lago Titicaca ofrece la oportunidad de entrar en comunión con la naturaleza Videos

 
No hay calles ni carros en la Isla del Sol, excelente lugar para caminar y apreciar la naturaleza.

Por Edwin J. Rodríguez Rivera / edwin.rodriguez@elnuevodia.com

Como caminar en un cuadro… andar los senderos de la Isla del Sol y respirar el aire fresco sería lo más parecido a pasearse por el bíblico Jardín del Edén.

Es una diminuta isla boliviana en el sur del Lago Titicaca, donde no hay calles, carros ni bullicio. Es un pequeño oasis de 5.97 millas de largo por 2.86 millas de ancho. Allí usted se alejará de todo estrés, de toda rutina, de toda prisa… Es una isla para, simplemente, estar.

También conocida como “Isla Titikaka” (Roca del Puma), los paisajes montañosos bordeados por el profundo azul del lago y los burros y pastores que con sus ovejas  se estacionan en parajes remotos quedarán para siempre en su memoria.

Y es que una de las mejores actividades en esta islita es caminar y mirar. Andar los largos senderos que la bordean y subir sus montañas será una experiencia de comunión con la naturaleza. Verá las casitas de barro con sus techos de paja, los enormes jardines de flores frente a las humildes residencias… verá los pescadores en la lejanía del lago y en el horizonte las montañas nevadas… el lago parecerá infinito. También hay numerosas playas para quien tenga el cuero duro y el frío no le impida darse un chapuzón.


Luego de unos días de estar y andar en la Isla del Sol, es posible que el lento paso del tiempo haga que el viajero citadino repiense su modo de vida. Repiense la prisa a la que estamos expuestos, los tapones y el estrés… La sencillez de esta isla parece enfrentarnos con la realidad de que tener menos no necesariamente es ser pobre.

Sin embargo, no se confunda con la humildad de este destino boliviano. Fue en esta isla que, según la leyenda, los hijos del Padre Sol, Manco Kapac y Mama Ocllo, decidieron llegar para instruir a los humanos y fundar el Imperio Inca. Y, el turista podrá ver en uno de los senderos la huella de Manco Kapak. Se ve en el suelo una roca con la marca de un gigantesco pie.

Es por esto que en la época de los Incas (y para muchos indios aymara y quechua hoy día) la Isla del Sol era un lugar sagrado.


Hoy aún quedan en pie las ruinas de Chinkana , una suerte de laberinto que en aquellos tiempos se dice albergaba mujeres vírgenes consagradas al Dios del Sol. Cerca de estas ruinas está la “Roca de los Orígenes”, de donde se dice salieron Manco Kapac y Mama Ocllo a fundar la ciudad de Cuzco, en Perú. También cerca de Chinkana, está la mesa de las ceremonias. En el lugar encontrará guías que brindan excelente información sobre el significado arqueológico del antiguo templo y sobre las leyendas Inca del mismo.

Otro atractivo arqueológico es el Templo Pilkokaina, que en sus mejores tiempos tuvo dos niveles, aunque hoy día el segundo ya casi ha desaparecido.

Estos son algunos de los lugares que el caminante encontrará en su recorrido por la idílica isla, que también alberga la fotogénica Escalinata de Yumani, que contiene la Fuente de la Vida o Fuente de las Tres Vertientes.

Le recomendamos que lleve cámara y mucha memoria pues a cada paso se topará con imágenes que querrá preservar. Y recuerde que para llegar a la Isla del Sol es preferible salir del pueblo de Copacabana.

Cargando..
Viernes 18 de abril de 2014
83ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: