Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
18 de mayo de 2013
Cine
 

J.J. Abrams, sucesor de Steven Spielberg

El director de Star Trek conversa sobre el reto de tener a cargo dos de las franquicias más exitosas de ciencia ficción

 

Por Juanma Fernández-París / Especial El Nuevo Día

Londres - J.J. Abrams lleva más de 20 años trabajando en Hollywood. Primero como guionista (Regarding Henry, Forever Young) y luego como productor de series de televisión (Felicity, Lost, Fringe, Person of Interest). Pero no fue hasta que Abrams se sentó en la silla de director que se transformó en uno de los hombres más importantes de la industria.

Con Mission Impossible 3 probó que tenía las herramientas para manejar un blockbuster y le dio vitalidad a una franquicia que estaba en decadencia.

Su logro con la reinvención de Star Trek en el 2009 fue aun más importante porque transformó material bien específico en entretenimiento para las masas. Super 8 es el menos popular de sus filmes, pero lo presentó directamente como el sucesor de esta generación de Steven Spielberg.

Y como si fuera poco, a finales del año pasado el director fue declarado como el heredero de la joya más grande de George Lucas, el primer filme de la próxima trilogía de Star Wars que dará inicio en el verano del 2015.

Durante una breve charla exclusiva con El Nuevo Día, el hombre a cargo de dos de las franquicias más exitosas de ciencia ficción discutió sus razones egoístas para hacer una secuela de Star Trek y sus planes para lidiar con las grandes expectativas que tiene que enfrentar con el próximo filme de Star Wars.

Hubo especulación cuando decidiste hacer “Super 8” en vez de la secuela de “Star Trek”, que no estabas interesado en una segunda parte. ¿Cuán cierto es esto?

Nada de cierto. (Se ríe) Se presento una oportunidad de hacer un filme extremadamente personal para mí y lo acepté. Y eso no significa que para mí esta secuela no sea algo personal. Tomar la decisión de hacerla fue completamente egoísta, porque mi misión principal fue volver a trabajar con este elenco y este equipo de producción. Yo los adoro.

Otro elemento de este filme que ha generado mucha especulación fue el rol del villano. Inicialmente se había mencionado el nombre de Benicio Del Toro. ¿Cómo llegaste a seleccionar a Benedict Cumberbatch?

Pues tengo la suerte de tener un departamento de casting que va mas allá de lo obvio. Y él fue uno de esos brincos fuera de lo que uno espera. Trabajar con él en este rol fue bien parecido a tomar la decisión de filmar para el formato Imax. En teoría tú sabes lo bien que se va a ver pero no es hasta que los ves con tus propios ojos que te das cuenta de lo increíble que va a ser. Benedict es así, elevó lo que queríamos de este rol a un lugar espectacular.

Ahora que mencionaste Imax, me lleva a preguntarte sobre el uso del 3D. ¿Fue decisión tuya o del estudio?

Del estudio, pero no puedo decir que me forzaron. Me dejé convencer porque al principio dije que no. Me parecía un truco innecesario porque había visto muchos filmes en los que el 3D se convierte en un estorbo. Pero ellos fueron inteligentes y me ofrecieron para hacer transferencias de algunas escenas del primer filme. Cuando vi lo cool que se veía en pantalla quedé convencido. Para este filme queríamos exaltar la escala de las secuencias de acción y esa sensación de estar en una montaña rusa. Si hay un filme que tiene que ser visto en Imax y en 3D es este.

En otras ocasiones has dicho que una de las razones por las cual estos filmes de “Star Trek” han funcionado bien es porque nunca fuiste fanático de las encarnaciones previas. Que eso te dio una distancia saludable para hacer la mejor versión posible.

Sí, eso es cierto.

¿Qué va a pasar ahora que te toca hacer un filme (Star Wars) de una franquicia de la cual eres fanático desde que eres adolescente?

Pues lo primero es que para mí son dos universos bien diferentes. Cada uno con su propia historia, mitología, personajes y tonos bien diferentes. Sí es cierto que yo crecí con Star Wars, así que de lo que tengo que asegurarme es de apoyarme en este grupo increíble de personas que están colaborando conmigo. Tengo a Larry Kazdam (que escribió el guión de Empire Strikes Back) y a Kathy Kennedy (productora frecuente de Steven Spielberg y supervisora de Lucas Films). Son fantásticos y con ellos me voy a asegurar de que hagamos un filme que honre a todo tipo de público y no una película que solo pueda ser apreciada por los fanáticos.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: