Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
12 de febrero de 2013
7:14 p.m. Modificado: 10:49 p.m. Seguridad
 

Kala Denizard Alonso irá a juicio

La hija del productor Billy Denizard está acusada por violación a la Ley de Armas y posesión de sustancias controladas

 

Por Michelle Estrada Torres / michelle.estrada@gfrmedia.com

La jueza Laura Lis López Roche, del Centro Judicial de San Juan, determinó causa para juicio contra Kala Denizard Alonso, imputada de violación a la Ley de Armas y posesión de sustancias controladas.

La lectura de acusación será el 20 de febrero próximo, y el juicio en su fondo fue señalado para el 17 de abril.

La hija de los productores Billy Denizard y Maggie Alonso está imputada de apuntar con un arma de salva a Alexander Burgos Guzmán, luego de que supuestamente casi lo chocara con su vehículo el pasado 3 de enero, en la urbanización Los Paseos en Cupey, San Juan.

También se le acusa de poseer picadillo de marihuana en el vehículo Jeep Wrangler que manejaba ese día en compañía de un amigo.

"Estamos bastantes satisfechos con el resultado", fue lo único que le dijo a la prensa la fiscal Lissette Sánchez Vázquez, quien lleva el caso junto a la fiscal Adriana Albors Ortiz.

Pablo Colón, uno de los abogados de Denizard Alonso, expresó a la salida de sala que entendía que en este nivel del proceso la jueza podía determinar causa, pero aseguró que en el juicio prevalecerá porque a su cliente se le violaron derechos.

“Yo tengo que aceptar que es una determinación que la jueza hizo basado en derecho tomando en consideración la etapa del proceso en que estamos. No obstante, escuchaste una manifestación de la propia juez donde, haciendo alusión a la orden de allanamiento, dice que se presume correcta. La etapa para invalidar esa orden no era hoy, es en una vista posterior donde sin duda yo tengo el convencimiento de que ningún juez que le toque esa prueba va a sostener esa orden de allanamiento. Hay muchísimas violaciones a derechos de primer orden. A esta señora (Denizard) nunca se le hicieron advertencias de ley de sospechosa de la comisión de un delito grave”, manifestó Colón Santiago, quien defiende a la acusada de 24 años de edad, junto a los abogados Jorge Gordon y Orlando Cameron.

El incidente entre Denizard Alonso y Burgos Guzmán se dio cuando ella presuntamente rebasó una señal de pare, estuvo a punto de chocarlo y cuando él la increpó, ella le apuntó con un arma y le dijo: “tú no sabes con quién te estás metiendo, mama...”.

Ese mismodía, Denizard Alonso habría chocado el vehículo conducido por una señora en Paseo del Prado y, en medio de la investigación policiaca del accidente, Burgos Guzmán apareció y requirió la inspección de la Jeep Wrangler tras revelar que su conductora lo había sido amenazado con un arma.

Denizard Alonso también enfrenta cargos menos graves de alteración a la paz y conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes. Estos cargos no se vieron en la vista preliminar, pues van directamente a juicio.

Ni la acusada, quien está libre bajo fianza con grillete electrónico, ni su progenitora Maggie Alonso, quien la acompañó en el tribunal, emitieron comentarios.

Buscan incongruencias 

La defensa centró sus interrogatorios en minar la credibilidad de Alexander Burgos Guzmán y de la mujer policía Basty Cruz Droz, quien atendió el caso.

El abogado Jorge Gordon Menéndez llevó a Burgos Guzmán a revelar las incongruencias existentes entre el contenido de la declaración jurada que proveyó poco tiempo después del suceso y lo que declaró en sala este martes.

El testigo, empleado de Matos Pool, tuvo problemas para recordar la secuencia de hechos del 3 de enero pasado, como en qué momento se le tomó la declaración jurada y quiénes lo entrevistaron en el Centro de Metropolitano de Investigaciones y Denuncias.

A la pregunta de cierre de Gordon Menéndez sobre qué había dicho cuando le mostraron el arma de salva que le ocuparon a Denizard Alonso debajo del asiento posterior derecho de su automóvil, Burgos Guzmán no tuvo una respuesta categórica.

“Le dije que se parecía mucho a la que yo había visto. Que a mi entender era con la que me habían apuntado”, verbalizó el testigo principal.

Mientras, el abogado Pablo Colón Santiago tuvo fuertes intercambios verbales con la fiscal Lissette Sánchez Vázquez por la manera de formular las preguntas a la segunda testigo, la agente Basty Cruz Droz.

La jueza tuvo que intervenir varias veces para poner el orden e inclusive le pidió al abogado que hablara despacio pues no lo entendía.

Colón Santiago llevó a la agente a admitir que no le había leído las advertencias de ley a Denizard Alonso antes de preguntarle si había consumido bebidas alcohólicas y si tenía un arma de fuego en su auto. De hecho, el abogado intentó que la testigo constestara si sabía que esas respuestas podían ser incriminatorias, pero esta repitió que no sabía.

Cruz Droz declaró que Denizard Alonso admitió en la escena que había bebido alcohol; que, luego de ser arrestada, al preguntarle por qué se había negado a que registraran su auto dijo que porque tenía marihuana; y que una vez en la celda donde permanecía detenida reconoció que poseía un arma de salva.

Colón Santiago también consiguió que la policía aceptara que en su primera declaración jurada -la que usó para conseguir la orden de allanamiento al vehículo de Denizard Alonso- omitió que tenía motivos fundados para creer que en el auto de Denizard Alonso había droga y un arma.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: