Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
9 de septiembre de 2013
Puerto Rico Hoy
 

“La cárcel es peor que el consumo”

Onerosa la penalización de la marihuana, según expertos. Vídeo

 

Por Sandra Caquías Cruz / scaquias@elnuevodia.com

Mantener la penalización por poseer marihuana constituye una carga onerosa, no solo en dólares y centavos, sino en su impacto a la sociedad.

La posesión de solo un cigarrillo de cannabis, además de implicar una pena de dos años en prisión, también acarrea afectar aspectos de su vida diaria y de comunidad, como por ejemplo, privarlo de becas para estudios, limitar sus posibilidades de conseguir un empleo y llenarlo de rencor y rebeldía contra la sociedad.

Conocedores de la conducta del usuario de marihuana coinciden en que el país debe dar pasos para atender el problema social que conlleva el consumo de esta droga y de esa forma prevenir el riesgo de tronchar una vida por la posesión de una cantidad para consumo personal.

El director ejecutivo de la Administración de Salud Mental y Servicios contra la Adicción (ASSMCA), Salvador Santiago Negrón, explicó que cuando se establecieron penas por la posesión de la marihuana “estaba demonizada la droga”. Dijo que “se legisló parte de la ignorancia” sobre la marihuana como el que era un puente para llegar a otras drogas.

El senador y ex titular de la Policía, Miguel Pereira, desató esta semana un controversial debate al proponer que se despenalice la posesión de la marihuana, entre muchas razones, por el daño que la prisión causa en el individuo así como la carga económica que representa para el estado estos reclusos.

Empero, el titular de ASSMCA advirtió que Puerto Rico no está preparado para la despenalización de esa droga y propuso, como primer paso, descriminalizar (cambiar de criminal a civil) el delito de la posesión de marihuana cuando es para consumo personal no peligroso.

Miguel Pereira explica su posición sobre el tema de la marihuana

El doctor en psicología con especialidad en adicciones, resaltó que la Organización Mundial de la Salud resolvió “que uno no debe hacer de una persona que consume droga algo peor que el consumo de la droga misma. La cárcel es peor que el consumo”.

“Le hacemos mucho daño a la persona que se encarcela, a su familia y a la comunidad. La cárcel no es un disuasivo para el consumo ”, insistió Santiago Negrón, quien apuntó a las leyes de Nueva York como un ejemplo a seguir en el tema.

No obstante, mientras el titular de ASSMCA aboga porque la posesión de la marihuana se convierta en un caso civil y no criminal, como está establecido, el médico Juan A. Panelli, quien hace 20 años atiende a adictos a drogas en la región sur del país, al igual que el senador Pereira, abogó por la despenalización de la marihuana.

“El uso de sustancias es un reflejo de muchas cosas, es un reflejo de que tengo situaciones en mi casa, de que no hay comunicación, de que necesito que me presten atención, pues vamos a trabajar con esas necesidades”, indicó Panelli.

Ambos conocedores de adicciones coincidieron en que la marihuana, aunque crea adicción, no necesariamente es la puerta a otras drogas.

Santiago Negrón destacó que la llamada 'Teoría del Puente' no se sostiene por la ciencia. Fue descartada desde 1968. “Quienes esgrimen esa teoría esgrimen un mito. La teoría del puente fue descartada”, indicó.

“El pensamiento moderno sobre la droga es que no es la droga solamente lo que causa el patrón de uso, es la persona”, dijo el titular de ASSMCA.

Mientras, Panelli destacó que son muchos los problemas que llevan a las personas a usar marihuana y descriminalizarla no será un disuasivo para entrar al mundo de las drogas.

“El uso de marihuana te lleva a un estado que te gusta, pero el hecho de que no la consumas no te va a dar este síndrome de retirada que te da las demás drogas, como la heroína”, destacó Panelli.

Indicó que mucho de los 1,500 casos de adictos a drogas que anualmente atiende el programa Amor que Sana, que él dirige, confiesan que comenzaron con el alcohol, una droga que hace mucho años se legalizó. “Anualmente ocurren mas muertes asociadas al alcohol que a todas las demás drogas juntas”, señaló.

Explicó que muchos de los adictos que vemos en las luces pidiendo dinero “no están en la calle porque fuman marihuana. Ellos están en la calle por múltiples razones, hay por problemas mentales, alcohol, heroína y cocaína, porque provienen de hogares donde hubo violencia, rebeldía, y la calle se encarga de acabarlos de destruirlos o convertirlos en una persona sin hogar, con problemas”, dijo.

Panelli relató el caso de un menor que lo cogieron con marihuana en un vehículo, se lo confiscaron, la persona pasó varios años en un Hogar Crea, salió con una mentalidad rebelde que finalmente lo llevó a deambular y usar otros tipos de drogas.

Además, resaltó que la penalización de la marihuana ha causado que muchas personas acudan a utilizar la marihuana sintética -de la que se conoce poco sobre sus efectos- para evadir salir positivo en una prueba de dopaje.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: