Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de julio de 2010
Puerto Rico Hoy
 

La Constitución iza su bandera

El 25 de julio de 1952, exactamente 54 años después de la invasión norteamericana, nació el Estado Libre Asociado de Puerto Rico

 
El gobernador Luis Muñoz Marín iza la bandera de Puerto Rico junto a la de Estados Unidos el 25 de julio de 1952.

Por Eugenio Hopgood Dávila / ehopgood@elnuevodia.com

El viernes 25 de julio de 1952 ante una entusiasta multitud que lo vitoreaba, el gobernador Luis Muñoz Marín, proclamó solemnemente la vigencia de la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA) e izó la bandera de Puerto Rico oficialmente por primera vez junto a la bandera de los Estados Unidos de América.

Exactamente 54 años antes, el 25 de julio de 1898, las tropas de Estados Unidos invadieron Puerto Rico en el marco de la Guerra Hispano-Americana y conquistaron el País que hasta entonces era colonia española, si bien apenas comenzaba a obtener un tímido grado de autonomía bajo la Carta Autonómica de 1897.

Muñoz Marín habría escogido esa fecha como “una forma disimulada de quitarle al 25 de julio el toque militar de celebración de la invasión y en un sentido reclamar que izábamos la bandera nuestra”, sostiene el profesor de Derecho Antonio Fernós López-Cepero. El profesor escuchó la versión de boca de su padre, el doctor Antonio Fernós Isern, presidente de la Convención Constituyente.

En la década del 30, el gobernador Blanton Winship, comenzó a conmemorar la invasión con un desfile militar “como muestra del poder americano frente al nacionalismo albizuista”, explicó Fernós. Luego de 1952 se celebraba el ELA y no la invasión, agregó.

La guerra terminó con el Tratado de París, del 10 de diciembre de 1898 mediante el cual España cede a Puerto Rico, Guam y las Filipinas a Estados Unidos y establece que quedarán sujetos a la autoridad del Congreso.

Después de medio siglo de colonialismo crudo, Estados Unidos había reprimido el reto al colonialismo del Partido Nacionalista y sus líderes, incluido su presidente, Pedro Albizu Campos, estaban presos. Mientras, el colonialismo comenzaba a reconocerse por la recién creada Organización de Naciones Unidas como una lacra histórica.

La administración de Franklyn D. Roosevelt aprobó leyes que permitieron que un puertorriqueño, Jesús T. Piñero, fuera nombrado gobernador en 1946 y luego para que los boricuas pudieran elegir a su gobernador, el primero de los cuales fue Muñoz Marín en 1948.

Desde que se anunció el proceso para constituir el ELA el sector independentista se opuso. Los nacionalistas se alzaron en armas en octubre de 1950 y la insurrección fue suprimida a sangre y fuego. El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), fundado en 1947 por el sector que salió del Partido Popular Democrático cuando Muñoz prohibió ser a la vez popular e independentista, rehusó participar en el proceso de la Constitución del ELA.

Censurada por el independentismo

Albizu y el fundador del PIP Gilberto Concepción de Gracia catalogaron la Constitución como “una farsa” para intentar justificar el “coloniaje por consentimiento”.

Al presente, sólo un sector del PPD aún considera que existe un pacto entre Estados Unidos y Puerto Rico y que se ejerció válidamente el derecho a la autodeterminación. Para el licenciado Néstor Duprey, del sector soberanista del PPD, la posición de que el ELA no es colonial se ha ido erosionando en parte por las mismas declaraciones de Washington, a partir de la década del 90, de que Puerto Rico es un territorio, sujeto a los poderes del Congreso.

El 3 de julio de 1950 el Congreso aprobó la Ley de Relaciones Federales (ley 600) cuyo texto dice que se aprobó “con el carácter de un convenio, de forma, que el pueblo de Puerto Rico pueda organizar un gobierno basado en una constitución adoptada por sí mismo”.

Pero, la Ley 600 no alteró la esencia de las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos ya que incorporó las disposiciones que desde el Tratado de París de 1898 hasta la Ley Jones de 1917 reconocían la autoridad del Congreso sobre el País, según el profesor Carlos Ramos González.

La Ley 600 fue sometida a un “referéndum sobre Constitución y Convenio” el 4 de junio de 1951 en el que participaron 506,185 electores (el 65% de los votantes) y se aceptó con el 76.5% de los sufragios.

Se eligieron 92 delegados a una Convención Constituyente que quedó conformada el 17 de septiembre de 1951 por 70 delegados del PPD, 15 del Partido Estadista Republicano (PER) y 7 del Partido Socialista.

Aunque el sector estadoísta actual considera que la constitución del ELA es colonial, si bien la han calificado como la base de un futuro estado de Estados Unidos, los líderes del PER, Miguel A. García Méndez y Luis A. Ferré, vieron beneficios en el proceso y participaron activamente.

Los constituyentes redactaron un documento que dispone cómo organizar las tres ramas del Gobierno local, la demarcación de distritos legislativos y otras normas.

El Artículo II es considerado por muchos comentaristas como el más importante, ya que contiene la Carta de Derechos e incluso gran parte de los que denuncian el carácter colonial de la Constitución, reconocen la relevancia de esta sección, que garantiza el derecho a la intimidad, a la fianza, a no estar sujeto a la intercepción telefónica ni a la pena de muerte, entre otros derechos que la Constitución de Estados Unidos no contiene.

La Carta de Derechos, redactada bajo el liderato de Jaime Benítez, reconoce el derecho de los trabajadores a la huelga y a la negociación colectiva, asuntos que el gobierno federal atiende sólo mediante leyes comunes.

Una sección de avanzada rechazada por el Congreso

La sección 20 contenía derechos a la educación gratuita, al trabajo y “a disfrutar de un nivel de vida adecuado que asegure..la salud, el bienestar, la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales”.

No obstante, esta sección sería luego rechazada por el Congreso después de que el documento había sido aprobado por los electores puertorriqueños en un referéndum el 3 de marzo de 1952. Sólo participó el 59% del electorado hábil pero el 81.9% de éste la aprobó.

El día 9 de abril de 1952 el doctor Fernós Isern entró a la Casa Blanca en Washington con la Constitución en su maletín, y se la entregó al presidente Harry S. Truman.

El 22 de abril Truman la pasó al Congreso, que la “aprobó” el 3 de julio de 1952, “excepto la sección 20 del Artículo II”, de los “Derechos Humanos” sin explicar la objeción, y sujeto a que se enmendara además para asegurar que cualquier futura enmienda también tenía que ser compatible con la ley 600 y la Constitución Federal.

Ante esa situación la Convención Constituyente volvió a reunirse y el 10 de julio, plasmó los cambios exigidos y el 25 de julio Muñoz pudo proclamar la Constitución.

El 4 de noviembre del mismo año, Muñoz y el PPD volvieron a ganar con 64.9% de los votos y el nuevo PIP se convertía en la segunda fuerza con 19%. Pero los electores recibieron una papeleta adicional en la que mayoritariamente aprobaron los cambios que la Convención había hecho por exigencia congresional.

“Se sometió el pueblo a ciegas a una papeleta adicional sobre enmiendas a la Constitución aprobada siete meses antes... qué error histórico tan inmenso cometimos como pueblo”, comenta el profesor Fernós López-Cepero, quien contrasta el caso con una protesta efectuada este mes en Cataluña porque el Gobierno central de España modificó su estatuto sin consultarlo.

En 1953, Estados Unidos informó a la ONU que Puerto Rico había ejercido su derecho de autodeterminación y tenía un gobierno autónomo por lo que le eximió de someter más informes anuales sobre territorios coloniales.

Fernós Isern “aspiraba a un verdadero convenio de Asociación” con Estados Unidos, dijo Fernós López-Cepero. “Su insatisfacción fue enorme” porque no se pudo plasmar su aspiración posteriormente y murió en 1974 con la esperanza de que una nueva generación lo haría mejor pero esa generación lo hizo peor”, concluyó el profesor.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: