Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
9 de abril de 2013
2:31 p.m. Modificado: 2:35 p.m. Política
 

Legislación antidiscrimen por orientación sexual no aplicaría a iglesias

Enmendarán proyecto de ley para excluir a organizaciones religiosas tras recomendación del secretario del trabajo, Vance Thomas

 
Ramón Luis Nieves
"Esta ley no le va a aplicar ni a la iglesia ni a las organizaciones asociadas a las iglesias", apuntó el senador Ramón Luis Nieves. (Archivo)

Por Rebecca Banuchi/rebecca.banuchi@gfrmedia.com

Tan pronto comenzó la evaluación del proyecto de ley que prohibiría el discrimen por orientación sexual o identidad de género en el empleo, el senador popular Ramón Luis Nieves, autor de la pieza, anticipó que sufrirá enmiendas para excluir de su aplicación a las iglesias y organizaciones religiosas.

La enmienda propuesta al Proyecto del Senado 238 es cónsona con las recomendaciones sometidas hoy por el secretario del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Vance Thomas, quien planteó ante los miembros de la Comisión senatorial de lo Jurídico, Seguridad y Veteranos que el proyecto, según propuesto, podría ser inconstitucional por violentar la separación de Iglesia y Estado.

"En aras de establecer un justo balance de intereses entre el respeto a la libertad de culto y el respeto a la igualdad en el lugar de empleo, recomendamos que se incluya una cláusula en la cual exima de esta enmienda a ciertas organizaciones religiosas", afirmó el secretario designado durante una vista pública en el salón Leopoldo Figueroa, que estuvo atestado de público, no así de senadores.

"Exhortamos a que esta disposición contenga parámetros claros para su aplicación que distingan entre las actividades ecuménicas y comerciales llevadas a cabo por estas organizaciones", subrayó Thomas.

El titular del DTRH explicó que el Gobierno no puede imponerle a las instituciones religiosas y políticas que contravengan sus preceptos dogmáticos.

Tras los argumentos de Thomas, el senador Nieves señaló que se contemplan ajustes al texto. "Esta ley no le va a aplicar ni a la iglesia ni a las organizaciones asociadas a las iglesias", apuntó.

Myriam Costa, directora interina de la Unidad Antidiscrimen del DTRH, sostuvo que el estado de derecho actual mantiene a los miembros de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) en una condición de "desamparo jurídico".

Precisó que unas 72 personas al año visitan esa oficina con la intención de querellarse contra su patrono por acciones discriminatorias a raíz de su orientación sexual o identidad de género, pero el personal tiene que advertirles que no existe protección legal para ellos.

"Si es un caso exclusivamente por orientación sexual, no hay protección legal alguna", destacó.

Costa indicó que los casos que pueden atender son aquellos en los que el patrono toma acciones adversas en contra del empleado por manerismos u otras manifestaciones estereotipadas sobre lo que debe ser la conducta o apariencia de un sexo determinado. Esas situaciones se manejan como casos de discrimen por sexo. Sin embargo, si la persona expresa abiertamente su orientación sexual, no tendría una causa de acción.

La pobre jurisdicción que tiene la entidad sobre esos casos, al no existir un remedio legal, provoca que no haya estadísticas sobre el número de instancias en las que ocurren actos de discrimen por esas causales en el ámbito laboral, puntualizó la funcionaria.

El segundo turno correspondió a la pastora Wanda Rolón, quien argumentó que la medida discriminaría contra los grupos religiosos a base de sus convicciones. La pastora se refirió a la comunidad LGBTT como un "pequeño segmento" de la población, y resaltó que las organizaciones religiosas lograron convocar a decenas de miles de personas recientemente en una manifestación a favor de la llamada "familia tradicional" a las afueras del Capitolio.

Rolón, de la institución Dios Alumbra a Puerto Rico, rechazó la enmienda propuesta por el secretario del DTRH y Nieves al afirmar que, aun así, el proyecto atentaría contra las creencias religiosas y principios morales de personas que administran o tienen un negocio privado.

"Algunos patronos tienen razones legítimas para considerar la conducta sexual de un empleado o un candidato a empleo al momento de tomar decisiones sobre el empleo. Estas situaciones incluyen, por ejemplo, escuelas, grupos u organizaciones religiosas o aquellas con fundamentos morales, cuando tratan con maestros, líderes u otras posiciones que sirven de ejemplo a niños y jóvenes", dijo Rolón.

"Este proyecto prohíbe que estas entidades se adhieran a sus convicciones morales o religiosas obligándolos a contratar o prohibiéndoles descartar personas que ejecutan abiertamente una conducta homosexual o cualquier otra conducta que pudiera caer en las llamadas orientaciones sexuales que este proyecto no define y lo deja a una enorme incertidumbre", añadió la pastora.

La lista de deponentes en la vista incluye, además, a Pedro Julio Serrano, de Puerto Rico para Todos; al licenciado Joel Ayala, de la Comisión de Derechos Civiles; Milton Picón, de Morality in Media, y el pastor Ricky Rosado, del programa de televisión Tribunal Cristiano.


Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: