Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
1 de octubre de 2013
5:19 p.m. Política
 

Legislatura debate el derecho al voto de los presos

Solo dos estados lo permiten

 

Por Daniel Rivera Vargas / daniel.rivera@gfrmedia.com

Solo dos de los 50 estados de Estados Unidos permiten a los presos votar, según surgió hoy en una vista pública del proyecto de la Cámara 1296, una medida de autoría bipartita que busca revocarle el derecho a los confinados de votar en los procesos electorales.

Los dos estados que permiten la votación de confinados son Maine y Vermont, según informó la Comisión de Derechos Civiles (CDC), una de dos entidades que participaron de la vista y que rechazaron el proyecto aunque reconocieron que hay muchos confinados que votan presionados por grupos de reos.

"Nos vemos imposibilitados de apoyar el proyecto aquí presentado, pues somos de la opinión que la medida ante vuestra consideración significa un retroceso y no un avance en los constantes esfuerzos por garantizar los derechos humanos de los confinados y confinadas", dijo Rosa M. Rodríguez, asesora de la CDC.

Además de esos estados, unos 14 países europeos les permiten a sus presos votar, mientras que en otros dos, Francia y Alemania, se les permite a los jueces de forma opcional quitarle a un confinado el derecho al voto, expresó Rodríguez. En la vista, la asesora también destacó que países como China también permiten el voto de los confinados.

En el caso de Puerto Rico, la CDC explicó que hay una población de 15,000 confinados y que cerca de 60% de ellos ejerce su derecho al voto.

"El derecho a emitir un voto libre y secreto debe ser la piedra angular de la democracia", dijo Rodríguez. "Negarle el derecho al voto, o cualquier otro derecho que no sea incompatible con la filosofía de rehabilitación conlleva a perder la condición de persona, pasando a ser un sujeto marginado, carente de derecho alguno. Del ejercicio del derecho al voto emanan todos los demás derechos... tal derecho conlleva que los dirigentes políticos presten atención a dicha población", expresó.

La abogada insistió en que "es cierto que hay grupos de confinados que ejercen presión" para que algunos reos voten por los candidatos que ellos respaldan y que "si votan 6,000 confinados en una elección finita pueden ser la diferencia", pero que el remedio debe ser educar al preso a votar con consciencia.

El otro grupo que se expresó fue el Comité de Amigos y Familiares de Confinados, cuya portavoz la trabajadora social Milagros Rivera Watterson calificó de inmoral el proyecto.

"¿Usted sabe cuánto se ahorraría el erario si sacáramos del gobierno todos los políticos corruptos e irresponsables? El país no estaría expuesto ni preocupado que cada cuatro años esos tiburones vayan a la caza de los votos de los confinados", cuestionó la trabajadora social.

Rivera Watterson reconoció que en las cárceles se ha dado el caso de que grupos presionan a los presos a votar por un candidato en particular, pero la solución no es quitarle el derecho al voto, sino llevar una campaña educativa dentro de la cárcel sobre la importancia de ejercer un voto informado, esfuerzo del que debe ser parte la Comisión Estatal de Elecciones (CEE). "No podemos remediar un mal con otro peor", opinó.

"Si vamos a excluir a los confinados de la agenda social del país negándole el derecho al voto, de qué nos sirven los programas de rehabilitación", cuestionó Rivera Watterson.

Los autores de la medida, el novoprogresista Ángel Bulerín y el popular Carlos Vargas defendieron su propuesta. Bulerín, quien ya había sometido un proyecto similar sin éxito en 1996, dijo que la Constitución prohíbe a los confinados que voten, pero se le permite a los presos votar conforme una ley de la década de 1980. "Hay un choque evidente", argumentó.

Por su parte, Vargas citó al Tribunal Supremo de Estados Unidos en expresiones de que el derecho al voto no es fundamental. "Esas 11,000 personas (presas) han roto el pacto social y eligen a los que gobiernan el país", indicó Vargas.

Otros representantes expresaron reparos con el voto de los confinados. El popular Efraín de Jesús dijo que hay otros grupos que no tienen derecho a votar, como los menores de edad, ciertos extranjeros, y los que no tienen su tarjeta electoral. También comentó que hay instancias de manipulación de confinados por parte de políticos, que se ven obligados hasta a mostrar su papeleta al salir de la caseta electoral.

"Todo eso adultera el proceso, así que después de todo esto, no es afectar al confinado sino proteger el sistema democrático", indicó De Jesús.

Mientras, el representante José Báez Rivera planteó que "no hay evidencia empírica y ustedes (las deponentes) han sido honestas en esto, de que el sufragio haya ayudado a la rehabilitación".

A la vista de hoy también estaban citados los Departamentos de Justicia y Corrección, entre otros, pero se excusaron. El presidente de la Comisión de Gobierno de la Cámara, José "Conny" Varela, dijo que habrá vistas adicionales sobre este proyecto y que se espera la comparecencia de estas agencias, aunque también citarán a otras figuras y grupos a deponer. Varela informó que todavía no tiene una posición definida sobre la medida.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: