Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
10 de abril de 2012
7:33 a.m. Modificado: 08:02 a.m. Calidad de vida
 

Líderes religiosos lamentan la partida del “Príncipe de la Iglesia Católica”

Exaltan su ejecutoria dentro de la Iglesia Católica y el cristianismo puertorriqueño

Por Marga Parés Arroyo / mpares@elnuevodia.com

Como una gran pérdida, tanto para la sociedad puertorriqueña como para la Iglesia Católica en Puerto Rico, catalogaron en la mañana de hoy varios líderes religiosos el fallecimiento del cardenal Luis Aponte Martínez.

El religioso, quien murió esta mañana aproximadamente a las 4:00 a.m., ha sido el primer y único religioso católico en la Isla en ostentar el título de cardenal, posición catalogada como "Príncipe de la Iglesia Católica".

"Es una pérdida irreparable. Deja un legado de vida a la iglesia puertorriqueña", dijo el padre Pedro Ortiz, de la Diócesis de Caguas.

El religioso destacó que Aponte Martínez, quien hoy cumplía 62 años de sacerdocio, fue un gran ser humano que dedicó su vida al evangelio en circunstancias y momentos bien complicados tanto para la historia del sacerdocio como para el pueblo puertorriqueño.

"Fue un hombre que por muchos años representó dignamente a la religión católica. Hombre serio, honesto, de valores, que no vacilaba si tenía que hacer alguna expresión para defender la palabra (de Dios). Puerto Rico pierde un gran hombre", dijo, por su parte, el reverendo William Hernández, de la Fraternidad de Iglesias Pentecostales (FRAPE).

Hernández, quien les envió una expresión de condolencia a los familiares de Aponte Martínez, recalcó que, independientemente de diferencias dogmáticas, la FRAPE reconoce la valía, rectitud y defensa de los valores morales que siempre manifestó el cardenal.

Mientras tanto, para el doctor César Vázquez, presidente de la Pastoral Unida a Favor de la Familia, es importante recalcar la importancia de la figura del cardenal Aponte Martínez dentro de la historia del cristianismo puertorriqueño al ser el primer boricua en ocupar tan alto rango dentro de la Iglesia Católica.

"Fue limpio en su ejecutoria y siempre estuvo presente en las luchas sociales, más allá del asunto doctrinal de la iglesia", dijo Vázquez.

Resaltó, particularmente, su participación en la Asociación Pro Vida, entidad que favorece la vida y censura el aborto.

Mientras tanto, la pastora Wanda Rolón, portavoz del Movimiento de Iglesias de Restauración, se unió a la ola de condolencias por el deceso del cardenal.

"Nos unimos al dolor de la familia y de todo Puerto Rico ante una persona longeva que compartió mucho con el País", dijo.

La pastora de la Iglesia La Senda Antigua comentó que esta noche, en su círculo de oración, estarían elevando una plegaria por el descanso del religioso y por la fortaleza de sus familiares.

Mientras tanto, el reverendo Samuel Pagán manifestó que es importante recordar que para todos los creyentes la muerte de un cristiano es motivo de la afirmación de la esperanza en la vida eterna.

"Esperamos que la gracia y la misericordia de Dios le acompañen siempre", dijo al recalcar que el cardenal, por muchos años, fue representante de la fe católica en y fuera de Puerto Rico.

El religioso, quien se encuentra fuera del País, subrayó que anhela que la consolación llegue a los familiares del religioso, quien murió a los 89 años.

El monseñor Alvaro Corrada del Río, obispo de la Diócesis de Mayagüez, informó que, como el cardenal era oriundo de Lajas, habrá varias misas que se celebrarán en iglesias de Lajas y San Germán. Además, informó que también habrá misas en la Catedral de Ponce, donde el cardenal fue originalmente nombrado Obispo auxiliar de Ponce.

"El cardenal Aponte Martínez se identificó tanto con la Iglesia (católica) de Puerto Rico al punto que entregó toda su vida a ella para servir a Cristo. Fue el centro de toda su acción el levantar y agilizar a la Iglesia Católica en Puerto Rico", sostuvo.

El religioso exaltó, particularmente, el liderazgo que el cardenal tuvo en el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), especialmente levantando las finanzas en tiempos difíciles del organismo.

Además, Corrada del Río resaltó la participación que el cardenal le dio a miembros de la clase obrera y clase media del País dentro del liderazgo laico de la Iglesia Católica en la Isla.

"Fue un hombre sumamente inteligente y capaz que movió y atrajo a muchas personas a la iglesia, levantando también la Arquidiócesis de San Juan", dijo.

"Que el Señor le dé paz", puntualizó.

El monseñor Mario Guijarro, quien estuvo al lado del cardenal Aponte Martínez durante su más reciente hospitalización, anunció que en el día de mañana se llevarán a cabo una serie de misas en todas las iglesias de la Arquidiócesis de San Juan para orar por el religioso.

"El Señor lo llamó justo el día de su aniversario sacerdotal número 62. El amó a Puerto Rico y a la Iglesia puertorriqueña con un corazón grande. Dio su vida por eso", dijo Guijarro.

Recalcó que el cardenal estuvo luchando "hasta el fin, con las botas puestas".

Sostuvo que Aponte Martínez rezó en sus últimos días "por su pueblo, por el mundo entero, por los seminaristas y las vocaciones sacerdotales y religiosas".



Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: