Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
6 de enero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Listo para educar diez años

Rafael Román, secretario de Educación designado, aspira a recobrar la confianza del país y acabar con los problemas que han hundido al sistema por la última década

 

Por Brunymarie Velázquez / brunymarie.velazquez@elnuevodia.com

Listo para diez años.

Así dice estar el profesor Rafael Román, recién designado secretario del Departamento de Educación (DE) bajo la nueva administración, a días de comenzar un nuevo semestre escolar.

Con la seguridad de un político mezclada con la elocuencia que distingue a muchos de quienes se dedican a la cátedra, el secretario de 36 años –el más joven de la historia– se enfrenta al reto más grande de su vida: reivindicar la educación pública en Puerto Rico, calificada como el peor sistema a nivel federal.

Su primer desafío es reclutar cerca de 600 maestros para llenar las plazas de los que se retiraron de sus puestos el 31 diciembre. Estos no fueron nombrados por la pasada administración y este jueves cada uno de los 455,000 estudiantes que comenzarán las clases en el sistema público deben tener quien les dé la bienvenida a un nuevo semestre sin que el cambio de gobierno se note.

Pero ese primer desafío no se compara con los demás retos que desde su designación carga en la espalda. Por ejemplo, le quedan menos de seis meses para determinar a qué acuerdo llegará con el Gobierno federal para que le conceda la propuesta de flexibilidad que sometió la administración pasada por no haber cumplido con las regulaciones que, de no cumplirse, cerrarán la válvula de los fondos federales.

Afirma que no les teme a los retos, que se siente orgulloso de ser “todo escuela pública” y que odia las injusticias y la desigualdad. Es por esto que en sus planes es prioridad combatir la deserción escolar con las herramientas que le funcionaron mientras fue director de la escuela pretécnica Federico Asenjo, en Barrio Obrero, la única escuela pública especializada en este segmento de la población estudiantil.

Sentado por última vez en su silla de director, durante una larga entrevista que culminó horas antes de terminar el 2012, Román no dudó en enfatizar que hará todo lo que le sea posible para que el país vuelva a tener confianza en la educación pública.

Durante los últimos años se ha apuntado que la inconsistencia del DE ha sido fatal por los cambios que ocurren cada vez que llega un nuevo gobierno. Por eso sectores magisteriales y Agenda Ciudadana han recomendado que el puesto de secretario de Educación sea un nombramiento que, como el contralor, tenga vigencia de una década. Ante esto, el Partido Popular Democrático acogió en su plataforma política de educación esa propuesta y ahora el nuevo gobernador podría implementarla.

Y si se le asignara esa misión por diez años, asegura Román, por diez años le serviría al país.

Para la versión completa compre la edición impresa de El Nuevo Día.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: