Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
16 de junio de 2010
5:48 p.m. Modificado: 8:16 p.m. Política
 

Llegan a dar el pésame a Toñito

Familiares, amigos y políticos abarrotaron la funeraria donde velan el cuerpo de Anthony Silva, hijo del legislador

 

Por Damaris Hernández y Daniel Rivera Vargas

Una fotografía de Anthony Silva Rivera se exhibe al lado del féretro color azul en la Funeraria Álvarez en Bayamón.

En la imagen, el hijo del representante Antonio “Toñito” Silva sonríe. Sus ojos denotan la luz de la vida,  un brillo que se pagó ayer tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Decenas de políticos, militantes del Partido Nuevo Progresista y el pueblo en general han llegado al velorio del joven de 20 años para dar el pésame al legislador, su esposa Ivonne Santiago y sus dos hijos.

“Conocí a Anthony porque trabajaba con el compañero Johnny Méndez. Era un muchacho muy alegre y de mucho espíritu, lleno de fuerza, como es de costumbre en los jóvenes. Nos tomó por sorpresa. No hay palabras de consuelo en estos momentos para Toñito”, manifestó el portavoz de la mayoría novoprogresista en la Cámara de Representantes, Rolando Crespo.

El legislador no fue el único que dijo presente. También llegaron figuras políticas como el ex gobernador Carlos Romero Barceló; el alcalde de San Juán, Jorge Santini; Ramón Luis Rivera padre e hijo, José Chico, Héctor Ferrer, Carmen Yulín Cruz e Iris Miriam Ruiz, entres otros.

Cabe destacar que Silva y su familia han pedido a los medios que respeten su privacidad y por lo tanto no están concediendo entrevistas, pero agradecieron la presencia de los medios.

El recuerdo de Anthony

Allegados al joven fenecido lo describieron como un ex miembro de la Selección Nacional de Fútbol, surfer, motociclista, estudiante universitario, buen muchacho y amigo de su padre.

"Yo vi a Anthony prácticamente un bebé, todavía Toñito sentía que era su bebé porque era el más pequeño de sus hijos", dijo la senadora Migdalia Padilla, quien es vecina de los Silva en la urbanización Sierra Taína del sector Minillas de Bayamón.

La senadora Padilla, quien ayer horas antes de la muerte del joven estaba reunida con Silva trabajando con el presupuesto del próximo año fiscal, dijo que cuando Anthony tenía seis años sus padres se divorciaron. Entonces el niño optó por quedarse con su padre y los veranos viajaba al estado de Florida a compartir con su mamá, Jenny Rivera.

"Toñito prácticamente lo crió", comentó. 

Narró que el joven, que estudió hasta escuela superior en la American Military Academy, era muy cariñoso y sonriente.

Explicó que era aficionado como su papá a las motoras acuáticas  y a los vehículos todo terreno (four track). El joven falleció ayer tras un mes en la Sala de Trauma del Centro Médico a raíz de un accidente precisamente en “four track”.

La legisladora recalcó que el accidente ocurrió en un lugar destinado para correr "four tracks" en Toa Baja, que Anthony tenía casco y otra indumentaria para esos vehículos y que lo hacía bajo supervisión de un profesional el día del trágico accidente.

Asimismo, Migdalia Rivera, asesora en comunicaciones de Silva, dijo que Anthony llegó a ser el portero de la selección juvenil nacional de fútbol U-18, pero también gustaba de jugar beísbol en la posición de receptor y practicar el golf por las noches con su papá.

Rivera explicó que Anthony empezó estudios universitarios en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, pero que este año se trasladó a la Universidad Metropolitana, donde estaba luchando una beca.

Mientras, Raúl Candelario, mano derecha de Silva en la Comisión de Hacienda de la Cámara, dijo que el joven estudiaba administración de empresas con concentración en mercadeo, y que la UMET les informó que crearía una beca para estudiantes destacados en honor a Silva Rivera.

Contó que él fue quien lo inició en enero pasado en la fraternidad Phi Eta Mu, que Anthony "era rockero" pero que para ser adolescente casi nunca iba a 'pubs', sino que "pasaba mucho tiempo en la casa".

También recordó que en su último año en la American Military Academy, Anthony recibió de manos de su papá una antigua guagua Volkswagen, "como la de Scooby-doo".

"Los dos, poco a poco, la fueron pintando, y arreglando", recordó.

Candelario lo describió como "tremendo muchachito". "Para nosotros ha sido bien fuerte", dijo el asesor legislativo.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: