Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de agosto de 2011
Negocios
 

Llega Vaca Brava a San Juan

El emblemático restaurante abrirá en el antiguo Hard Rock Cafe

 
Cintrón indicó que en septiembre iniciará la contratación de empleados en el Vaca Brava de San Juan. (El Nuevo Día / José R. Madera)

Por Marian Díaz / mdiaz1@elnuevodia.com

Tras tres meses cerrado, el local de Hard Rock Cafe en el Viejo San Juan se prepara para recibir a un nuevo inquilino: el emblemático restaurante barranquiteño Vaca Brava.

Sus dueños, el matrimonio formado por Juan Carlos Cintrón Berríos y Lisandra Hernández, así como el primo de Juan Carlos, José Juan Berríos, firmaron el contrato de alquiler esta semana y ya comenzaron la remodelación del inmueble, que ubica en la calle Recinto Sur.

Hernández indicó que la inversión ronda los $300,000 y el negocio creará entre 40 y 50 nuevos empleos. La apertura será en noviembre.

“Esta es la expansión de Vaca Brava. Vamos a San Juan a recrear el campo, al jíbaro de los años 40”, comentó entusiasmada la joven empresaria.

El local sanjuanero, de dos niveles y 13,555 pies cuadrados, fue la casa de un rico hacendado de Manatí, dueño de la hacienda La Esperanza, de la que luego tomó su título nobiliario Marqués de la Esperanza, explicó la corredora de bienes raíces Margarita Gandía, quien es la persona a cargo de administrar dicha propiedad.

Gandía dijo que evaluó otras propuestas, antes de cerrar el negocio con los dueños de Vaca Brava, y se decidió por ellos porque es “un restaurante familiar, que armoniza bien con la comunidad y atrae al turista tanto como al cliente local”.

El edificio tendrá cabida para acomodar a 400 comensales. A diferencia del de Barranquitas -que solo abre de jueves a domingo-, el de San Juan abrirá los siete días de la semana desde las 11:00 a.m. hasta tarde en la noche.

El arquitecto José Alfredo Colón y la diseñadora Katerina Peguero ya trabajan en la remodelación y en la ambientación del establecimiento, que contará con una tienda de ‘souvenirs’ y no se descarta que haya hasta un toro mecánico.

Hernández comentó que cuando su esposo leyó en el periódico que Hard Rock Cafe se iba del Viejo San Juan, le dijo: “Ese va a ser nuestro local”. Para ese entonces, la pareja estaba en la búsqueda de un local ideal donde abrir su segundo restaurante.

A petición de sus clientes

Según la empresaria, ellos realizaron una encuesta entre los clientes que llegaban al negocio en Barranquitas para indagar, entre otras cosas, de qué pueblos provenían y en qué lugar les gustaría que hubiera un segundo Vaca Brava.

“La clientela nos estaba pidiendo que abriéramos otro restaurante, y en las encuestas que hicimos nos decían que teníamos que estar en San Juan”, relató la dueña.

Vaca Brava ubica en un rancho de madera que abrió hace cinco años en la cuenca que forman Naranjito, Barranquitas y Corozal. Entre otras cosas, el restaurante se caracteriza por sus inmensas porciones de carnes, pollo, cerdo, servidas de manera novedosa -en la mayoría de los casos de forma vertical- y a precios módicos.

“Empezamos acomodando a 40 personas, pero la acogida ha sido tal que ahora sentamos a 500”, expresó Hernández.

Cuestionada sobre si no cree que ese patrocinio decaiga en el local de Barranquitas con la apertura del segundo restaurante, contestó en la negativa. “Son experiencias distintas, acá en Barranquitas es un campo con su río y todo. Además, tenemos clientes que vienen una vez cada ciertos meses, y nos han dicho que si estuviéramos en San Juan nos patrocinarían más seguido”.

La entrevistada tampoco se intimida con las cifras de quiebras, que reflejan que los restaurantes son el tipo de negocio que más recurre a la protección federal.

“Cuando uno tiene negocio, tiene que llevar dos sacos, uno para ganar y otro para perder. Pero apostamos a nosotros y pagamos doble”, expresó con confianza.

Recordó que Vaca Brava abrió sus puertas el mismo día del cierre del Gobierno en mayo de 2006 y pasados los primeros cinco años -que son los más difíciles para un pequeño negocio- siguen en operaciones, emplean a 55 personas y están en planes de expansión.

Esa seguridad de Hernández surge del concepto original de Vaca Brava, que es ser una alternativa de esparcimiento familiar y buen comer. “Nosotros recreamos el comer en familia. Nuestros platos son para que compartan cuatro o cinco personas en la mesa, con comida de calidad hecha en casa y los precios son mejores que en los ‘fast foods’.

Para la empresaria, no todo está perdido en el País. “Al ser comerciantes jóvenes, creemos que hay tanto potencial en Puerto Rico. Nosotros tenemos que trabajar juntos para que Puerto Rico eche hacia adelante”.

Los interesados en trabajar en el nuevo restaurante pueden enviar su resumé a vaca.brava@live.com o al fax (787) 857-1282. El reclutamiento comenzará durante septiembre y octubre.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: