Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
8 de septiembre de 2013
Negocios
 

LLegó la oficina compartida

Piloto 151 quiere expandir el concepto de coworking en Puerto Rico

 

Por Marie Custodio Collazo / mcustodio@elnuevodia.com

Café e internet. Sofía y Juan Carlos Stolberg tenían claras las prioridades cuando se embarcaron en el proyecto de Piloto 151, un espacio de coworking que inaugura en las próximas semanas en el Viejo San Juan, y que busca ofrecer una alternativa a emprendedores de tecnología y profesionales por cuenta propia.

“Nuestra meta principal es que la comunidad de emprendedores despegue en Puerto Rico... queremos ser la casa para los empresarios que estén comenzando”, expresó la empresaria puertorriqueña, quien tiene una firma de consultoría en negocios internacionales y colabora con el proyecto de ecosistemas empresariales de Babson College.

Ella y su hermano, un abogado que recién regreso a la Isla para dedicarse a las bienes raíces, convirtieron una estructura histórica de la zona colonial en un espacio moderno de 3,000 pies cuadrados, que le permite a los emprendedores y empleados independientes tener un lugar en el que trabajar fuera de la casa sin los costos altos de arrendar un local comercial.

“Es un espacio flexible porque estamos lanzando ahora y queremos ver lo que el mercado necesita. Ahora mismo, hay capacidad para 120 personas”, comentó Sofía durante un recorrido por las instalaciones, en las que destacan los techos altos, la luz natural y el mobiliario ultramoderno.

Piloto 151 ofrece oficinas privadas y áreas abiertas con escritorios, mesas de trabajo, salas y terrazas. Como complemento, los miembros obtienen servicios de recepcionista, centro de copias, salones de conferencia, dirección postal, café puertorriqueño ilimitado y, por supuesto, acceso a internet. Este último, dijo Juan Carlos, será provisto por AeroNet, el cual entiende ofrece una conexión rápida y segura.

Los Stolberg invirtieron alrededor de $500,000 de fondos propios y aportaciones de amigos y familiares para armar Piloto 151. El edificio en el que está ubicado, es propiedad de la familia, y tiene otros 2,000 pies cuadrados que se pueden utilizar para expandir el negocio, según la demanda.

El concepto de los espacios de coworking está en expansión alrededor del mundo, en especial entre los emprendedores en el área de tecnología, que buscan espacios creativos, internet rápido y la oportunidad de crear conexiones de negocios y colaboradores. La idea es que personas con diferentes ideas y trasfondos puedan compartir un espacio físico y hasta colaborar, mientras desarrollan proyectos individuales.

“Los beneficios de formar parte de una comunidad coworking van mucho más allá de ahorrarle gastos y aumentar la productividad de sus miembros”, dijo Juan Carlos.

En un estudio que realizó Deskmag en el 2012 a miembros de espacios de coworking alrededor de todo el mundo, 71% de esta población mencionó que sus niveles de creatividad habían aumentado desde convertirse en miembros, 62% dijo que sus estándares de trabajo habían aumentado, 68% reportaron sentirse más enfocados en su trabajo y 64% citaron un alza en la capacidad de cumplir con fechas de entrega.

La empresaria puertorriqueña señaló que en Puerto Rico este modelo apenas está dándose a conocer. El primer espacio de este tipo está en Rincón, The Cube, y según datos en su página de internet, surgió de la necesidad de un grupo de profesionales en la zona noroeste.

Cómo funciona

Piloto 151, como la mayoría de los espacios de coworking, funciona con un modelo de membresías, aunque también ofrecen pases diarios por $15. Sofía explicó que, al presente, están en el proceso de preventa de membresías.

Todos los planes mensuales le proveen a los usuarios acceso a internet, una dirección postal y una línea de teléfono VOIP, servicio de recepcionista, uso de salones para reuniones y centro de fotocopias, acceso a eventos de confraternización y adiestramientos, y descuentos en comercios y estacionamientos de Viejo San Juan, explicaron los empresarios.

El plan más costoso es el llamado “Estudio”, que comienza en $950 al mes por una oficina privada que acomoda entre dos a seis personas. Le sigue el plan “Estación”, que consta de un escritorio reservado en el área comunal y un archivo con llave, por $350.

Y para que no extrañe tanto la cafetería, por $250 al mes, el plan “Café” le da acceso ilimitado a Piloto 151, pero sin un espacio fijo, sino que estos miembros se ubican alrededor de unas mesas de ping pong que sirven de escritorio comunal, o en algunos de los sofás y butacas que hay distribuidos por el local.

Adicional, hay unos planes virtuales, por $75 al mes, que le dan todos los beneficios de la membresía, sin el acceso ilimitado a la oficina. Aunque incluye cinco pases diarios para que puedan utilizar las instalaciones según sea la necesidad. Sofía señaló que hay empresas del exterior interesadas en esta opción, que les permite tener presencia en Puerto Rico antes de establecerse de forma oficial.

Aportan al ecosistema

“Lo que queremos con Piloto 151 es aportar a la comunidad de startups... por eso tratamos de hacer los precios lo más accesibles posible. Si ganamos lo suficiente para pagar la factura de la luz, estamos felices”, dijo Sofía, aunque su hermano intervino para decir que con la venta de membresías, en particular las virtuales, deben poder cubrir los gastos operacionales y recuperar la inversión, además de que solicitarán incentivos a través de la Ley de Empleos Ahora.

“Los números son complicados y tenemos que buscar otras formas de monetizar el espacio para no traspasarle el costo a los empresarios”, añadió la fundadora.

Entre las alternativas que evalúan es rentar el espacio para actividades y adiestramientos los fines de semana, ya que para manejar los costos de energía el local operará de lunes a viernes de 8 a.m. a 7 p.m.

Los empresarios comentaron que el próximo año esperan integrar un componente sin fines de lucro, con el que podrían solicitar fondos federales para desarrollo de programas empresariales, entre ellos una incubadora de negocios.

Piloto 151 tiene alianzas con organizaciones que también apoyan a la comunidad empresarial tales como: Grupo Guayacán, Founder’s Institute, Startups of Puerto Rico, Mentes Puertorriqueñas en Acción y Puerto Rico Creative Economy Initiative.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: