Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
26 de enero de 2012
Puerto Rico Hoy
 

Lluvia de toallas para Liza

Ciudadanos amenazan con voto de castigo en elecciones generales. Fotos y vídeos

Lisaura Ortiz se dirige a la oficina de la representante Liza Fernández para “obsequiarle” una toalla. (El Nuevo Día / José R. Madera)

Por Frances Rosario / frosario1@elnuevodia.com

La indignación del pueblo por el “toallazo” cameral al representante José Luis Rivera Guerra se hizo sentir ayer, cuando decenas de personas acudieron al Capitolio para participar de una manifestación pacífica que dejó una “montaña” de 52 toallas frente a la oficina de la presidenta de la Comisión de lo Jurídico y de Ética, Liza Fernández.

“No se puede combatir el robo secándolo con la toalla de la corrupción”, leía la toalla con la que Humberto Pérez, residente de Loíza, participó del “Toallazo pa’ Liza”.

Algunos ciudadanos llegaron molestos y tiraban de mala manera sus toallas en un caja de cartón que era custodiada por un sargento de armas. Muchos decidieron que sus piezas estuvieran sucias y roídas, pero otros las colocaron dentro de una bolsa de regalo.

El denominador común eran los mensajes que escribían en papeles o sobre el pedazo de tela para expresar su repudio a la sanción que recibió Rivera Guerra -una reprimenda pública y la suspensión de 10 días de dietas- por las irregularidades relacionadas con su casa de Aguadilla.

Además, advirtieron a los legisladores sobre el poder que tendrán sus votos en los comicios de noviembre.

Según el ingeniero y planificador guaynabeño Antonio Ramón Cobián, el representante Rivera Guerra debía conocer que estaba actuando al margen de la ley al construir su residencia sin permiso, tener conexiones irregulares para recibir los servicios de agua y luz, así como no pagar por varios años las contribuciones al Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM).

Si le permitieron esto en Puerto Rico, vamos a tener un país donde las leyes no valen. Su deber moral es renunciar”, sentenció.

El corozaleño José Crespo, por su parte, dijo que “el pueblo está batallando por pagar su luz y agua y vemos esta falta de sensibilidad contra el pueblo. El pueblo pisoteado por todo esto”.

La abogada Jenny Rabell, de Guaynabo, fue una de las que dijo presente “por la indignación que siento”.

Por su parte, la representante Fernández sostuvo que “se recogió lo que se entregó y tan pronto como mañana (hoy) se clasificarán y se repartirán a instituciones y albergues de animales”.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: