Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
8 de mayo de 2013
12:04 a.m. Modificado: 2:47 p.m. Hogar y familia
 

Lo que no debes darle a una madre en su día

El ajoro puede ser un mal consejero. Diez recomendaciones para que aciertes en tu elección

 

Por ELNUEVODIA.COM / wanda.orengo@gfrmedia

La madre de los días se festeja el próximo domingo 12 de mayo. Con su llegada arriban también la prisa, el ajoro por las compras, las tiendas abarrotadas de gente que desea agasajar a ese ser tan especial e incondicional, porque madre solo hay una. Sin embargo, no solo es a una a la que se le regala; también es a la hermana, a la cuñada, a la abuela, a la suegra, a la tía, a la prima, a la amiga y hasta a la vecina, así que la lista es larga.

Las opciones a escoger son muchas: perfumes, ropa, tarjetas, flores, chocolates, joyería, carteras, libros, música, collares, masajes, tarjetas de regalo, pero ¿te has puesto a pensar qué cosas nunca deberías obsequiarles?


Si en tu lista son varias las mujeres especiales, ¿realmente sabes lo que le gusta a cada una de ellas? He aquí algunos detalles que debes considerar si quieres evitar recibir a cambio una sonrisa forzada y un gracias proveniente del estómago y no del corazón.

1. Electrodomésticos o decoración del hogar

Sé realista. La madre es única no solo por su gran generosidad, desprendimiento y amor. También es única porque, en la mayoría de los casos, es la que se encarga de la casa, la cocina, la ropa, los niños, las cuentas, la compra, la agenda familiar, las citas médicas, las vacaciones, en fin, de casi todo. Aunque la aspiradora robot desaparezca el sucio mágicamente o aunque una plancha elimine las arrugas sin siquiera conectarla y consideres que estos aparatos le harán las tareas menos odiosas ni lo pienses. Jamás le obsequies a una madre un enser para el hogar o algo decorativo para la casa. Es su día, así que el obsequio es para ella.

Claro está, si tu madre te dijo que se moría por un combo de lavadora y secadora, y puedes complacerla, no lo dudes. Tu deber es hacerla feliz, aunque sea a costa de las críticas de tus amistades o compañeros de trabajo por tu falta de sensibilidad.

2. Enseres de cocina

Si la sazón de tu madre o esposa es la mejor del mundo, deja que lo goce tu paladar, pero no se lo recuerdes regalándole una megabatidora, un supermicroondas o las ollas que cocinan solas. Si adora el café, tampoco creas que harás más felices sus mañanas si le compras la mejor cafetera en el mercado. Al igual que los electrodomésticos, solo le recuerdas que, si ella no cocina, nadie come.

3. Cena fuera de casa el Día de las Madres

Que mamá no cocine ese día es genial, pero llevarla a cenar fuera es un dolor de cabeza. Al igual que en San Valentín, son muchos los que tienen la misma idea, por lo que los restaurantes están repletos y lo que podría ser una divertida salida podría terminar en arrepentimiento.

4. Reunión familiar

Si leíste el consejo anterior y consideras que es mejor una reunión familiar, ten cuidado que la reunión no la hagas en su casa. Por más que quieras que disfrute una madre jamás deja de ser anfitriona, de cocinar, de fregar, de atender a los invitados, por lo que ese día la harás trabajar doble aunque pienses que la haces feliz con todos en casa.

5.  No compres algo para ti

Elegir un regalo que te guste a ti no a ella es egoísta. Es mejor poner tu creatividad a prueba o darle cabeza al asunto para agradar a esa persona tan especial.

6. Ni batas ni ropa interior ni ropa de dormir

¿Por qué recordarle que cada día se pone mayor? Además, puede que te equivoques al escoger su tamaño, que no sea de su agrado y termine en la gaveta del olvido.

7. Estuches de cremas o perfumes

Los olores cítricos, de lavanda, vainilla, azúcar morena y hasta jojoba son para gustos particulares. Aunque un estuche con cremas es un regalo que requiere muy poco esfuerzo, a menos que conozcas sus preferencias es mejor evitarlo, ya que podría no gustarle o hasta ser alérgica a ellos.

8. Día de spa a medias

A muchas les gustará pasar un día relajante llena de ricos olores, masajes y mimos, pero si le obsequias un día de spa o masajes, asegúrate de pagar la factura previamente en su totalidad. Sería un desastre que ella recibiera un regalo a medias porque el bolsillo no te alcanzó.

9. Dinero en efectivo

A menos que ella te lo pida, es de mal gusto regalarle dinero en efectivo. Solo demuestra que la olvidaste o que no tuviste tiempo o intención alguna de molestarte en preocuparte por ella e irle a comprar algún detalle que la hiciera feliz.

10. Juguetes tecnológicos

Cada quien conoce su gente, así que si esa madre no es moderna, para nada le servirá una consola de videojuegos o la última tableta en el mercado. Si no disfruta de la tecnología estos aparatos le resultarán una incógnita. Además, muchas veces este tipo de regalitos termina en manos de quien se lo regaló, ¿o no?

Recuerda que, al final, lo importante de este día es agradarla, hacerla sentir bien y querida; así que no olvides que los detalles inolvidables son los que el dinero no puede comprar.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: