Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
12 de diciembre de 2012
10:05 a.m. Modificado: 2:35 p.m. Otros Deportes
 

Los deportes pierden a varios atletas en el 2012

Algunos de los deportistas que fallecieron a nivel mundial

 

Por Santiago Aparicio / EFE

Madrid - Un tiro en la cabeza derribó la vida del boxeador Héctor Luis Camacho, Macho Camacho, quien tuvo presencia en el cuadrilátero durante tres décadas y donde reinó en diversas categorías. Ahora sus seguidores rememoran con lamento su marcha por lo que fue, más allá del espectáculo.

El adiós de El Macho ha desempolvado una de las épocas más vistosas del boxeo. Este, al igual que otros deportistas de distintas disciplinas, con su fallecimiento ha llenado de luto el deporte en el 2012.

Otras pérdidas zonadas son las del argentino Sebastián Viberti y el colombiano Miguel Calero.

El Macho dejó un legado notable ataviada de una extravagante personalidad. Entre los más reputados de su generación. Para muchos, este zurdo que dejó de vivir a los 50 años, revolucionó tiempo atrás el boxeo.

La rivalidad entre Chávez y Camacho dio lustre al cuadrilátero. Entre ambos elevaron al infinito los registros de audiencia. El mundo del boxeo se paralizaba con ellos.

Presa de una peculiar forma de ser, por sus habituales atuendos extravagantes, alcanzó dotes de hombre espectáculo al más estilo Mohammed Alí.

Campeón mundial de los pesos superpluma, ligero y ligero júnior, además de ganar títulos menores en otras cuatro categorías, fue el primer boxeador en ser reconocido como campeón séptuplo. De 88 peleas ganó 79, perdió 6 aunque nunca fue noqueado y empató 3.

Su adiós fue trágico. A primera hora del 20 de noviembre Camacho fue alcanzado en la cabeza por un balazo hecho desde un vehículo.

El mundo del fútbol acentuó su dolor con las recientes muertes del argentino Viberti y del colombiano Calero.

Sebastián Viberti "El Pelado" dejó huella sobre todo en el Málaga, donde fue un auténtico ídolo en sus cinco temporadas, una de las mejores del club, que pondrá su nombre a una de las puertas del estadio La Rosaleda.

Debutó en el Huracán y se retiró en el Belgrano, ambos de Argentina. Pero fue en España su explosión. Sus mejores años. Un lustro en el Málaga. Uno más en el Nastic de Tarragona.

Colombia aún lamenta la muerte del portero Miguel Calero, que sobresalió en el Pachuca mexicano y en la selección colombiana. Falleció después de sufrir una trombosis cerebral que lo envió al hospital la semana pasada. No aguantó el meta, ahora con 41 años, que se retiró en el 2011 tras una trombosis venosa que le afectó el brazo.

El exportero que jugó para los clubes colombianos Deportivo Cali y Atlético Nacional con los que fue campeón, ganó con los "Tuzos" de Pachuca los torneos locales Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y 2007, además de la Copa Sudamericana del 2006 y la Liga de Campeones de la Concacaf en 2007, 2008 y 2010.

Este peculiar futbolista, que acompañó sus actuaciones con gestos inusuales, atrevido más allá del área, ganó con Colombia la Copa América 2001.

El año 2012 fue duro con el fútbol español. La más llamativa por ser la más próxima, la de un hombre en activo, fue la del entrenador Manolo Preciado. Un ataque al corazón le derrumbó con 54 años en el pasado mes de junio, en Valencia. A punto de ser presentado como preparador del Villarreal, un nuevo proyecto.

Preciado, enaltecido por el Racing, donde jugó y por el Sporting, a quién dirigió, sobre todos, dejó huella en el fútbol español, que padeció la pérdida en el 2012 de reputados nombres que formaron parte de una época dorada, del deporte, aunque sin el brillo del que goza ahora el balón en este país.

Basora, por ejemplo, dijo adiós el 16 de marzo. Extremo derecho del Barcelona en los años 50, es recordado como uno de los mejores de la historia del club azulgrana. Integrante del Barcelona de las Cinco Copas, junto a César, Kubala, Moreno y Manchón. Tiene en su haber cuatro Ligas, cuatro Copas y una Copa de Ferias.

El Real Madrid de las cinco Copas de Europa perdió a tres de sus representantes. Jose María Zárraga, Marcos Alonso Marquitos y Lesmes II. Zárraga, que permaneció once años en el club blanco, murió en abril a los 81 años. Marquitos se despidió un mes antes, dos años más joven, a los 79. El defensa Lesmes II se fue a los 85 años. Un hombre de club gestado en el Real Valladolid.

La historia blanca también dijo adiós a Manuel Fernández Fernández, más conocido como Pahiño, dos veces máximo goleador de la Liga en la etapa justo anterior a la que dominó el mundo. Fue el antecesor del gran mito madridista, Alfredo Di Stefano, que llegó al Santiago Bernabeu cuando él se marchaba.

El yugoslavo Miljan Miljanic aportó a la historia madridista sus dotes como entrenador. Tres años dirigió a la plantilla blanca. Dos ligas, una Copa y modernos sistemas de entrenamiento fueron el legado de un tipo de personalidad que dejó huella.

La muerte del joven Miki Roque, del Betis, convulsionó el año. Por su juventud, 23 años, casi sin tiempo para implantar la ilusión en un mundo que le apasionaba. Víctima de un tumor.

Murió en el 2012 Wlodzimierz Smolarek, a los 54 años, uno de los hombre referencia del fútbol polaco. Y el meta colombiano Miguel Calero, con 41 años, a causa de una trombosis. Miembro de la selección colombiana que ganó la Copa América del 2001.

El mundo de la canasta recordó a Orlando Woolridge. Un ala pívot renombrado de la NBA, que sobresalió por sus dotes atléticas. Un hombre de equipo que formó parte de los mejores equipos de la competición estadounidense pero que nunca obtuvo premio. De él se dijo que nunca estuvo en el momento oportuno. Formó parte de los Bulls de Chicago de Michael Jordan, en los Lakers de Magic Johnson o en Pistons de Isiah Thomas.

Víctor Cabedo fue víctima del peligro del ciclismo en la carretera. Arrollado por un coche mientras entrenaba, perdió la vida el 19 de septiembre, con 23 años.

A los 92 años falleció el italiano Fiorenzo Magni, profesional entre 1941 y 1956 durante los cuales logró 47 victorias entre las que destacan 3 victorias absolutas en el Giro de Italia (1948-1951-1955), la última victoria con 34 años y tras imponerse pocos días antes en tres etapas y el Gran Premio de Montaña de la resucitada Vuelta a España, donde tuvo un protagonismo estelar.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: