Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
15 de julio de 2012
Mi bienestar
 

Los kioscos de Luquillo ofrecen mucho más que frituras

Los tradicionales kioscos de Luquillo se reinventan para servir menús más amplios

 

Por Gabriela Joglar Burrowes / Sal.pr

L a playa de Luquillo, específicamente el Balneario Monserrate, y los kioscos de esta zona van inevitablemente de la mano. Tan es así, que hay que tomar la misma salida para llegar a ambos lugares. Casi no se puede visitar uno sin el otro. Pues, pasar por la Carretera PR-3, en dirección de San Juan a Fajardo y no añorar una fritura es casi imposible.

Desde afuera, es difícil distinguir entre los kioscos. Son una larga fila de cuadrados de cemento. El truco es adentrarse en ellos, explorarlos.

A la gente le encanta merodear de kiosco en kiosco probando un poquito de aquí, un poquito de allá -siempre en busca de la alcapurria mas crujiente por fuera pero suave adentro, el bacalaíto más dorado, los tacos con el mejor relleno. Pero lo que muchos no saben es que los kioscos ahora ofrecen más que frituras.

Zona de cambios

En la década de 1940, la zona norte de la isla era principalmente azucarera, y pasaba por Luquillo, justo al lado de los kioscos, el tren de caña.

Entonces, los pequeños establecimientos estaban construidos en madera con techos de paja. Al estar tan cerca del mar, solían ser los primeros en sufrir las ráfagas de los temporales que azotaban la Isla.

Con cada huracán, los kioscos tenían que ser reconstruidos. Hasta que en 1989, cuando muchos aún eran de madera y zinc, fueron casi borrados por el Huracán Hugo. Entonces se implementó la estructura actual de cemento y siguieron creciendo

Ese espíritu de reinvención no lo han perdido. Solo que ahora se trata del interior de los kioscos y su oferta gastronómica. Ahora, entre los locales se esconden tendencias culinarias internacionales.

Sabores a explorar

En años recientes, nuevos kioscos salpican de variedad el menú de los establecimientos en esta área. Entre los ofrecimientos figuran platos de la cocina italiana, peruana y aquellos que coquetean con la fusión caribeña.

El Osobuco es un restaurante italiano encantador, dentro del espacio del kiosco #29. El exterior es de colores tropicales. Tienen un extenso menú italiano con un toque puertorriqueño.

Para comenzar, están los plátanos maduros al forno, con queso mozzarella y parmesano. También, la bruschetta o el pan tostado con habichuelas blancas y tomate.

Como plato principal, haciéndole justicia a su nombre, está el osso buco que se puede acompañar con un risotto o arroz con coco.

También tienen una variedad de pastas, entre estas, la linguini tuttomare. Los fines de semana, en la parte de atrás, que tiene vista al mar, preparan pinchos de cerdo, “marlin” y pollo.

Otra opción italiana es el kiosco #35, Capone’s Pizza, quecuenta con una variedad de calzones, pizzas y pastas.

La comida peruana también llegó a los kioscos de Luquillo. Ceviche Hut, el #38, tiene una barra amplia, un servicio de primera y buen ambiente.

Su menú, lleno de antojitos peruanos como la papa a la huancaína (preparada con pimientos peruanos y salsa de queso), también integra ofrecimientos de nuestra cocina criolla como tostones que son tentadoramente crocantes.

No se puede abandonar este lugar sin probar su menú de ceviches de: pescado, pulpo, camarones, mejillones y mixto. Otro plato típico del País de los Incas que allí encontrarás y que debes degustar es el arroz chaufa.

Sigue tu ruta

El Vejigante

787.315.1832

Carr. #3, salida de Kioskos y Balneario Monserrate

Kiosco #31

La Parilla

787.889.0590

Carr. #3, salida de Kioskos y Balneario Monserrate

Kiosco #2

El Terruño

787.889.8989

Carr. #3, salida de Kioskos y Balneario Monserrate

Kiosko #20

La Cabaña de Nana

787.384.2645

Carr. #3, salida de Kioskos y Balneario Monserrate

Kiosko #25

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: